¡El ratero eres tú!

La semana pasada nos vimos envueltos en una guerra de acusaciones entre el PAN y MORENA de ser más corruptos unos, más corruptos otros. Todo esto derivado o motivado por la administración pasada a manos del PRI, es decir, de la administración pasada, la de Peña Nieto que, sin lugar a dudas, pasará a la historia como la más manchada por escándalos de corrupción. Varios ex funcionarios acusados e investigados por la Procuraduría General, dos ex gobernadores presos y la cereza del pastel, Lozoya Austin que, chantajeado y amenazado, aceptó nombrar por nombrar nombres de funcionarios panistas y priistas para situar a MORENA y a López como lo más honesto y transparente que existe en la política mexicana.

Las acusaciones fueron, primero de MORENA hacia el PAN por 2 videos revelados donde 2 exfuncionarios panistas guardan fajos de billetes en maletas. Según las acusaciones, era parte del reparto por el famoso asunto Odebecht y la Reforma Energética; una semana después, el PAN acusó a MORENA por exhibirse un video en donde el hermano del presidente López O. recibe dinero por parte del gobierno de Chiapas para la campaña electoral de 2018.

Entre estos dos videos, las redes sociales fueron un ir y venir de memes, señalamientos y división donde el denominador común fue el mismo: “El ratero eres tú “, “Paco es más ratero; no, Hugo lo es más”, “Juana recibió 2 pero María recibió 3” y demás por el estilo.

Analizando las mismas frases con nombres diferentes, podemos concluir que pobre país. Año tras año y sexenio tras sexenio es el mismo escándalo: “X. robó, Y. tranzó, N. desvió y Z. pellizcó”.

Es urgente que para las elecciones del año que viene, los partidos políticos, TODOS, postulen a candidatos experimentados y que no tengan manchas en sus expedientes, gente preparada en lo académico y en lo profesional y que tampoco tengan ninguna acusación legal en su contra. Sabemos que el país carece de una impartición de justicia apegada a derecho; nuestras autoridades judiciales hacen su mejor esfuerzo pero ante la falta de apoyo y recursos o, debido al tráfico de influencias, su trabajo no puede ser

el óptimo. El ejemplo más claro es que ahora nos lo da el Presidente López con varias anomalías en la detención de Lozoya Austin y todo el manejo en sus declaraciones que señalan que el único interés es la publicidad política.

Si López Obrador ha puesto el dedo en la llaga es porque se debe de combatir la corrupción sí o sí. Todos estamos a favor de ello y todos debemos indignarnos con políticos o funcionarios que no cumplan honestamente con su cometido. Lo mismo con los partidos políticos, tienen la obligación de cooperar con las investigaciones de funcionarios que hayan salidos de sus filas.

El combate a la corrupción debe ser tomado en serio y por todos, partidos políticos, funcionarios y ciudadanos. El show mediático y político no pueden ser la razón última de estas acusaciones. Esto igual sería no cumplir con el mandato que todos los ciudadanos confiamos y conferimos.

Mi cuenta en tuiter: @TavoCorvera

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06