La obsesión del presidente.

Al presiente le fascinaría vivir en los años 50´s. Pero no en 1950 sino 1850, en la época juarista; donde el mundo era otro, menos complejo y donde el país luchaba aún por definirse.

Eras conservador o eras liberal.

Y así lo dijo en una de sus conferencias matutinas: “…se debe definir si se está en contra de la Cuarta Transformación o a favor”, “…deberían solo existir 2 partidos políticos: el liberal y el conservador”.

Cierto pero así lo dijo, así lo cree y así lo piensa.

Le hubiera gustado vivir y gobernar en un país donde no existían las redes sociales para no tener que pelear con ellas, para calificarlas de Benditas y después quejarse porque son un abuso, en un país donde en plena guerra civil bastaba una camisa y un par de zapatos, en una época donde el patriotismo se forjaba y bastaba con No robar, No mentir y No traicionar, en una época donde las buenas intenciones bastaban.

El mundo ahora es más complejo que una lucha ideológica entre Liberales y Conservadores, el mundo ahora tiene fronteras muy frágiles y se deben hacer consensos nacionales e internacionales, donde se debe hacer política. México vive otra realidad, completamente diferente a 1850 y a 1970; se deben entender el por qué y para qué de las instituciones creadas a los largo de años y de luchas y de debates.

Pero para el presidente una oficina de correos, una de hacienda y una de gobierno sería más que suficiente.

“Que la Secretaría de Gobernación de haga cargo de los Derechos Humanos”. Sí, pero ahora hay muchos otros problemas y necesidades en cuanto a Derechos Humanos. Hablamos de

caso de desaparecidos, tortura, discriminación, violencia doméstica y violencia infantil y aunque la defensa de los Derechos Humanos caiga en el área de la Secretaria de Gobernación, necesita ayudarse de otras instancias. ¿Por qué no lo entiende el Presidente que durante años recorrió y experimento desde la oposición los problemas que vive México en el siglo XXI?

Valdría hacerse la pregunta (seriamente) si el presidente tiene alguna tipo de trastorno u obsesión con el ex presidente Juárez y el siglo XIX, pues no se entiende su actuar y su afán de dividir al país.

Sus decisiones y sus discursos nos hacen recordar la frase: “El problema Andrés, es que no entiendes el mundo”.

Mi cuenta en tuiter: @TavoCorvera

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06