Biestro no prende. Un Delegado pondrá en orden a las ‘tribus’ panistas.

La realidad electoral en MORENA no pinta bien para el Diputado Biestro, no solo se encuentra abajo del Senador Armenta y la alcaldesa Claudia Rivera, en las preferencias electorales, sino que ante el PAN de Eduardo Rivera Pérez perdería al menos 2 a 1.

Pero hay elementos más graves aún: A pesar de los cambios en su equipo de comunicación, no logran encontrar el mensaje que enganche a los MORENOS y mucho menos a la ciudadanía, se encuentra en una situación tan crítica que incluso sus compañeros de partido están contemplado pactar con el enemigo en caso de que él sea el ungido.

La imagen del desayuno con los líderes de Nueva Alianza en Puebla, Emilio Salgado y Arturo Hernandez Davy,   que ‘curiosamente’ se filtró, tiene una cereza, y es que los acompañaba el hijo del ex gobernador Pacheco Pulido, Guillo, lo que ha levantado suspicacias y ‘sospechosismo’ pues muchos creemos que la orden de alinearse con Biestro viene directamente del gobernador Barbosa y no de su carisma político.

El rechazo hacia Biestro  sigue siendo enorme.

Mucho tendrá que trabajar en la construcción de alianzas y en el mensaje hacia fuera de su partido, si es que quieren arrebatarle la candidatura al ‘candidato’ de Palacio Nacional.

Como líder del congreso, durante más de dos años, todos los días estuvo en los medios de comunicación, pero no trascendió, pocos recuerdan algún mensaje, sus ideas se diluyeron,

Pocos saben su grado académico, su trayectoria política es desconocida,  y de su experiencia y capacidad para gobernar pocos sabrían contestar a ciencia cierta.

Cosa contraria sucedería si se preguntará si lo relacionan con actos de abuso de autoridad, corrupción y sumisión al poder ejecutivo. Ahí la percepción sería alta, brutal y preocupante.

El gran reto que enfrenta Biestro  es que por ningún lado las cosas le están saliendo.

Creer que  la bendición del gobernador le suma, es un error y es que alguien le debe avisar que eso le resta, ejemplos de esos fracasos hay muchos.

Al camino que recorre el aspirante a  candidato no se le ve aún fondo. Cierto, la campaña aún no comienza, pero los síntomas sugieren que el paciente está enfermo.

 

 

Un Delegado pondrá en orden a las ‘tribus’ panistas.

Que se presentó en Puebla el delegado ‘especial’ del CEN para la elección 2021, se trata de José Luis Ovando Patrón, quien deberá poner en orden y repartir la baraja panista.

Si los cálculos no le  fallan al nuevo delegado, la candidatura a Puebla capital será para Eduardo Rivera, no así la planilla de regidores, ni las candidaturas a las diputaciones de la capital.

Ovando Patrón tiene todas las confianzas de Marko Cortes para negociar las posiciones entre las ‘tribus’ panistas, propondrá el equipo de campaña y hasta parte del gabinete que Rivera Pérez tendrá que ceder a sus compañeros de partido.

Además,  evaluará las alianzas que habrá de llevar AN, en qué distritos, cederán.

Los costos de una mala lectura y una mala distribución de las posiciones será costoso, pues si alguien se siente relegado y humillado, se convertirá en un caballito de troya que se venderá por unos cuantos pesos.

Eduardo Rivera Pérez y Genoveva Huerta, estiraron la liga demasiado y generaron tensiones innecesarias para el panismo poblano: Ego y cerrazón, las posibles causas.

Pero hasta hoy no todo está escrito.

Los números dicen que si hoy  fueran las elecciones y Eduardo Rivera  el candidato de AN, arrasaría, lo cierto, es que ni hoy son las elecciones, ni Rivera Pérez el candidato.

Y es que de no ceder posiciones, se prevé una consulta interna en donde se calcula se inscribirían: Rivera Pérez, Oswaldo Jiménez, el hijo prodigo: Marcelo García, Mónica Rodríguez y un tapado que movería el tablero.

La elección de los candidatos azules está en manos de José Luis Ovando Patrón, un político con colmillo largo y retorcido, polémico, pero esa es otra historia.

 

 

Mi cuenta en tuiter: @adangio

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06