Tiempo de elecciones, tiempo de traiciones.

La Traición se ha empezado asomar en los equipos de campaña de Claudia y Eduardo, ambos de apellido Rivera.

Los personajes en cuestión tienen similitudes.

-En corto les hablan al oído

-En público los elogian.

-En privado los destazan y se los comen.

Los personajes mandan mensajes que se destruyen en 10 segundos a través de telegram.

¿Qué ganan?

Simple: que archiven temporalmente sus carpetas de investigación y así congraciarse con el poder en Puebla.

Cuando tienen una información ‘relevante’ acuden a una casa muy cerca de la av. 15 de mayo, entregan su folder y rápidamente salen volteando a todos lados de manera precavida.

Siempre dispuestos a entregar información de sus candidatos.

Su nuevo amo sabe todo de Clau y Lalo, tiene: audios de las reuniones en los cuartos de guerra, capturas de pantalla de los grupos de whatsapp, nombre de financieros, líderes que se suman, la agenda que viene, sabe que comen y hasta el molote que les hizo daño.

Cuando entregan la documentación recalcan que son los hombres de confianza del candidato.

‘Me pidió’, ‘Me dijo’… son sus constantes frases.

Lo mejor llega cuando llevan alguna conversación en donde el candidato habla mal del gobernador, los traidores despotrican y se indignan.

Se vuelven tóxicos que hasta su interlocutor se horroriza.

En las redes sociales se camuflan, tienen hasta tres cuentas desde donde lanzan su veneno incluso en contra de su nuevo amo.

No pidan nombres y es que en esta vida a veces  solo de debe decir el pecado y no el pecador.

 

 

Mi cuenta en tuiter: @adangio

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06