CÓMO COMBATIR SIN CONSTRUIR LA SEGURIDAD.  Una columna de @hector_mperez

        En lo histórico de nuestras formas y de nuestro esfuerzo por construir los enfoques de un combate real al Crimen Organizado y no Organizado, se han construido desde la sociedad civil muchas propuestas y apoyos a nuestras autoridades, para dar solución a tan grave tema que está presente en nuestro México, con las incipientes formas que reaccionan para ello.

        Las Políticas Públicas, no constituyen un tema que se pueda discutir o apoyar desde la Sociedad, hoy no se puede generar puntos de discusión o de que en el contexto de un Secretariado Ejecutivo del Consejo de Seguridad Pública, generen audiencias, juntas o reuniones con la presencia de la Sociedad o de aquellos que de buena manera deseáramos apoyar para construir mejores elementos de la forma que están tratando el Combate al Crimen Organizado y no Organizado, las respuestas Gubernamentales siempre como aquí en Puebla son de traer personajes de las Fuerzas Armadas que por cierto fallaron o en su caso Funcionarios provenientes de otros Estados, que como se dice en el argot de las Corporaciones “vienen por lo suyo y se van”.

        En el caso de Funcionarios provenientes de las Fuerzas Armadas, siempre son generadores de cerrar el tema en que solo ven lo que su Academia les enseña sin permitir sugerencias; y si las hay, van directas a la basura, en sus múltiples acciones son con estructura de corte militar, sin aprovechar todos manuales que con esfuerzo se han generado desde el campo de la Civilidad como ellos lo mencionan, porque solo lo que ellos hacen es lo correcto, para el caso de los visitantes de otros Estados en lo que empiezan a planear e incorporar sus planteamientos como dice el dicho “Lo hago y dejo el tiradero”, valiendo madre los que seguimos aquí en nuestra Puebla.

        Lo anterior planteado refiere un dato Histórico de como la Seguridad Pública con ese nombre o los que le han cambiado, han surgido para el combate al Crimen Organizado y no Organizado desde los Gobiernos Civiles unos disque Democráticos y otros no tanto aunque así se diga, siempre la Milicia está presente; más por un coto de poder, que la solución a los temas de la Inseguridad y en las insipientes formas de tratar el tema desde la conducción de la Seguridad con un planteamiento Democrático Civil, tratan de importar como es el caso en Puebla de Funcionarios de otros Estados que salen de un puesto y llegan y traen a su equipo que en una marcada forma de ocupación del poder empiezan con destruir lo construido arguyendo que existe corrupción.

        El cerrado tema de las armas, que siempre es derivado de una Ley de Armas de Fuego y Explosivos, nos hace pensar de que estamos en un México con una distancia muy grande a las Grandes Naciones del Mundo, donde el ciudadano tiene la oportunidad de tener y hasta portar armas, quien me lea se planteará focos de alarma, pero hoy en nuestro País el Delincuente tiene armas para generar una violencia contra quienes con esfuerzo llevamos el sustento a la casa; sin ninguna Seguridad, pues como lo cito en los diversas formas de encontrar soluciones a la Inseguridad se la viven en Estudios y Más Estudios.

        Imaginen ustedes un escenario, donde no un Empresario que si trae un arma tiene dinero para salir del problema, no yo te digo un simple ciudadano que vive en cualquier colonia de cualquier ciudad, y que ha sido amenazado por una pandilla o delincuentes de ahí donde es su mundo o sea en su demarcación; entonces se le ocurre comprar un arma del calibre que me digan, al fin todas las Armas como lo trate en otra columna son “Los Instrumentos de la Muerte”, para defenderse y defender a su familia, pero en un retén de esos que inventa la Autoridad cae portando el arma, se mete en un problema que lo lleva a la cárcel y que los que deberían de estar en la cárcel son los que lo aterrorizaban y deja a su familia en la indefensión; luego entonces, la pregunta es donde está el desarrollo que queremos en México. Con las Políticas Públicas, que no incluyen por ejemplo este tema de las armas, que históricamente las Fuerzas Armadas las disque controlan y me atrevo a decir sin éxito y muestra la Delincuencia Organizada y no Organizada, no permiten una apertura de la compra de armas más amplia y de fácil acceso sin tantas limitantes.

        La idea central, que está detrás de este aparentemente heterogéneo conjunto de ideas de cambiar la forma de ver la Inseguridad y su combate, se debe de ver como un fenómeno en principio Político, Social, cultural en síntesis humano que debe conceptualizarse y entendido cabalmente como un paso a la elaboración de una Política de la Defensa, basada en una sólida perspectiva democrática; por lo tanto, la Política Pública debe entenderse como una esfera de debate en la que la participación de la Sociedad sea de una manera informada y responsable, y tenga su foro de acción.

        Puedo extender lo comentado, pero los roles y misiones en busca de la Institucionalidad, del debate con las Fuerzas Armadas hoy está limitado al menos así me lo parece; desde la Creación de la Guardia Nacional, que hoy vemos en tareas tan pero tan limitadas en términos de operación policial que aquellos que tienen experiencia en materia de Seguridad, se preguntarán que cuando termine el sexenio se tendrá que reconstruir de nueva cuenta la Seguridad Pública, ¿O tú qué opinas?

        “El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo”.

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06