DE FRENTE AL FLAGELO.

 

En diversas columnas, he tratado el gran problema que desde hace ya varias décadas tenemos, con el Narcotráfico y sus Flagelos, que lastiman a todos, lo mismo en la perdida de la vida de muchos mexicanos, como la incertidumbre de que no encuentran las Autoridades, el cómo, por lo menos bajar índices de impunidad.

Existen muchos especialistas, que emiten juicios de valor desde su perspectiva, de que realizar o convocar para acabar con este flagelo multifactorial.

Hoy el mayor enemigo que tenemos los mexicanos, es por mucho la Violencia relacionada con el Crimen Organizado y no Organizado, porque lo de no Organizado, simple el ejemplo de terror que imponen los Cárteles de la Droga son imitados por los delincuentes comunes, en ello ven que la impunidad de que gozan los grandes capos, ellos también en su micro mundo lo hacen también.

En México, el presupuesto asignado a la Defensa Nacional, para la preparación en curso de la Guardia Nacional, es suficiente, y si peco, puede ser muy holgado, los despliegues de la Guardia Nacional, tienen las características en gran medida de lo mismo que realiza el Ejército, cordones de unidades en patrullamiento con al menos una célula de elementos.

Para los fines de la proximidad, esto no resuelve el diario vivir de la delincuencia que actúa en los barrios, en los centros poblacionales como las unidades habitacionales y puedo mencionar muchas áreas de oportunidad para la delincuencia, queda como presencia, más no resolución de Inseguridad.

Las áreas de cultivo de estupefacientes, son campos ocupados por el Crimen Organizado, donde, el ciudadano vive los que no tienen a donde ir, con la constante situación de un estado de terror, o de ver que sus tierras se convierten en cultivo de drogas, lo que alimenta la pobreza y el hambre.

Hoy de igual manera, estamos acercándonos a ser el principal productor de drogas sintéticas, y sí, también se producen en nuestros campos, que deberían estar produciendo alimentos y alcanzar la suficiencia alimentaria.

Es absurdo, que la Autoridad Federal, insista en decir que vamos por buen camino, eso es una falacia, habría que preguntarle a muchas familiares de quienes perdieron la vida, en estas luchas que se libran en todas partes, o también, aquellos que aún no encuentran a familiares secuestrados, o como se dice hoy en día levantados, ya sea, para la leva de Sicariato o simple, confusión y muerte.

Somos un tenebroso exportador de drogas sintéticas, pero no solo eso, también la juventud está siendo esclavizada por estas mortales drogas, en el camino de los narcos sin escrúpulos, solo los ven como un cliente desechable, porque en el imaginario ya existe otro, en su gran negocio de la muerte.

Hoy México, dejo de ser el trampolín y se convirtió en alberca, y en el mundo de las finanzas narcas, somos un extraordinario campo de acción, ante una Autoridad omisa y benevolente con ellos, mientras el ciudadano común, se encuentra en indefensión, no importa su nivel económico ni social, todos en un momento pagan las consecuencias.

Ante el debate nacional, con un sentido más político que de propuestas en materia de Seguridad, el avance del Crimen Organizado es evidente, de alguna manera se debe de detener y proponer, escuchar al ciudadano, a los especialistas, a los organismos de toda índole en fin a México entero, todos somos la solución, nadie del exterior nos vendrá a salvar.

Si realmente queremos terminar con los Flagelos que tenemos de todo tipo, se debe de alcanzar un Gran Pacto, por  una vida diaria libre de criminalidad, ejemplos en el mundo los hay, pero si observamos, pareciera que aquí, tenemos muchos intereses de por medio, incrustados en los estratos de mando y riendas del país.

 

“El apaciguador es alguien que alimenta al cocodrilo, esperando que se coma a otro antes que a él”. (Winston Churchill)

 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06