EL CAOS DE LOS ABRAZOS.

 

Diagnósticos van y vienen, desde Norteamérica hasta de nuestros propios analistas en el tema del Narcotráfico, pero la infiltración del Crimen Organizado en los asuntos de Estado es cada día más severo y contundente con sus mensajes, solo hay que ver, los homicidios de los Candidatos de todos los colores.

La Política Pública que está en vigor del Presidente Andrés Manuel López Obrador, nos muestra que está a punto de ser a los ojos de los analistas como una Política Fallida, no se ve que contenga la presencia en diversas regiones el poder del Narco y sus consecuencias de violencia exacerbada.

La presencia del Director de la CIA, desde mi muy personal opinión no es casual, considerar que no se verán temas relacionados con el Narcotráfico es una utopía, la agenda bilateral, obliga a realizar ajustes que permitan elevar las condiciones de Seguridad para los norteamericanos, en ello está la participación más frontal de México.

Los informes relacionados con el combate a las drogas, de nuestros vecinos, muestran que nuestro País se encuentra con focos rojos, en términos de lo que está haciendo y no haciendo, en ellos se habla del aumento de la producción de heroína, drogas sintéticas y la penetración de los recursos provenientes de estas operaciones al sistema bancario de nuestro México.

Los grandes decomisos, que sexenios pasados se tenían por las Instituciones encargadas de ello, no se ven que ahora tenga una contundencia como tal, al contrario, se observa tibiez, en el actuar de las Corporaciones que es su responsabilidad.

De pasar de aquella política de calificación de nuestros esfuerzos en términos de Narcotráfico, se pasó a la confianza de esfuerzos conjuntos; ahora el Presidente, retiro las condiciones anteriores de las corporaciones del extranjero, para actuar en nuestro País, y pasamos a un rígido control de las mismas por el Gobierno.

Fallar en los acuerdos en el combate al Narcotráfico, nos puede conducir a revisar el acuerdo comercial que tenemos, donde la economía de nuestra Nación se puede derrumbar, no suena fatalista, pero si enciende los focos de atención que debemos tener para conducirnos como ciudadanos.

Los principales puertos de entrada, en específico por mar, están a cargo de la Marina, sin embargo, la entrada de precursores de drogas sintéticas es sin reparo alguno, el fortalecimiento de los grupos criminales, es grande y corrompen con habilidad a las autoridades encargadas de las revisiones de que llega a nuestro País, de lo contrario no se estaría produciendo tanta droga.

La legislación de nuestra Nación, si prohíbe la entrada de los componentes que se importan clandestinamente, pero aun varios componentes si se pueden importar, así que, pareciera que existen ambigüedades en la parte técnica legal que de fundamentos firmes para combatir la importación.

En esto de los decomisos, estamos ciscados, pues es común que se inventan chalecos a modo, provenientes de la misma información de algún otro Cártel rival que le interese desplazar a sus contrarios, nuestras Autoridades, deberán aplicarse con mayor contundencia pues el reto es grande, y sobre todo después de esta visita del Director de la CIA.

El sistema Judicial, está en el ojo del huracán, nuestro País, ya no puede permitir que tengamos Jueces a modo, los poderes perversos, tienen en ellos a sus aliados, muchas de las incautaciones realizadas, se han devuelto a sabiendas de a quién pertenecen, la moralización no es un asunto mediático, es un asunto de Estado.

Vimos en el caso del que se dice, es el representante de la Mafia Rumana, que, en el paraíso de caribe mexicano, se desempeñaba con total impunidad, ayer fue detenido y todos vimos en que forma fue su arresto con fines de extradición, quiere decir, que nuestra legislación a pesar de hechos comprobados, no se le aplicó la Ley, por delitos cometidos en México.

Siempre se dice que hay que hacer más, pero para ello el concurso de la sociedad, es contundente, de igual manera la Autoridades Municipales y Estatales, deben participar con mayor firmeza, no por ser delitos Federales, se hagan desentendidos, pues la sociedad que representan se ve afectada por la Delincuencia, no se puede ignorar la acción de Gobierno.

Todos en conjunto debemos participar, para que los Grupos Criminales si bien no se desaparezcan, pero sí que se debiliten y su actuar sea menor, en la acción está el cambio.

 

        “No hay hermosas superficies, sin terribles profundidades

 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06