EL EJE DE LA SEGURIDAD EN PELIGRO.

 

 

El Eje principal de los Gobiernos actuales, es sin discusión la Seguridad, el accionar de ello se encuentra en peligro, de quebrar la estabilidad Social y Democrática de nuestro Estado de Derecho, los avances de la Delincuencia Organizada y no Organizada, está cada día con mayor reto a las Instituciones debidamente constituidas.

Los desplazamientos sociales, en cualquier ciudad nos muestran escenarios de invasiones de Territorios, que se les conoce como asentamientos irregulares, los problemas que surgen son de todo tipo, infraestructura urbana, servicios básicos, salud, educación, pero el que mayor impacta es la Seguridad Pública, en ello hace que todos los demás se colapsen y crezcan sin control alguno.

Estos crecimientos urbanos, hacen que el Gobierno se vea rebasado en todos sus deberes de gobernanza, mientras que, en los escritorios de las administraciones gubernamentales se hacen planes, en la realidad urbana, se permite un crecimiento de la Inseguridad apabullante, las estructuras criminales, llegan y se mueven a sus anchas, nadie se los impide, el gobierno no encuentra un modelo ad hoc, ante las amenazas y empoderamiento de los criminales.

Para las Organizaciones Criminales, pelear Territorios con el Gobierno, lo hacen sin ningún miedo a que el Estado sea más fuerte, porque saben que puede hacerlo, pero que, en la realidad, son mal organizados y, lentos en su respuesta, y que siempre van un paso atrás de ellos; las estrategias, están planteadas sobre dos vertientes, la primera a corto plazo de reposicionar a la Autoridad, mediante la movilización de fuerzas del orden y la segunda, creer que ante la movilización se causa un efecto cucaracha de la Delincuencia.

Los ejemplos, que nos dan los Criminales, se observan en lo más reciente en Puebla, con los lamentables hechos ya comentados por este columnista en mi pasada participación, en el sentido de que, el huachigas, es un peligro latente, si lo podemos describir, el descuido gubernamental, viene desde épocas que se establecieron los ductos de los combustibles tanto de gasolina como de gas, y la imprudencia y omisión, de parte de las Autoridades Locales, que permiten asentamientos urbanos donde no deben de estar.

Los aparatos de Inteligencia, o son deficientes o simplemente no advierten de estos peligros sociales, mi opinión es que cuentan con los informes correspondientes, pero que, en la práctica, la máxima Autoridad sea cual fuere, en esa forma extraña de gobernar pensando como virreyes, no advierten la información proporcionada por especialistas en el análisis de riesgos, y que la prospectiva de los análisis tienen que tener acciones urgentes e inmediatas, en las famosas mesas de Seguridad, de lo contrario de que sirven.

Todo accionar en términos de la Seguridad Ciudadana, se basa en la protección con anticipación y no de corrección, ahí radica el prevenir mediante operaciones definidas, planeadas, correctivas y, de amplio espectro, para con conocimiento se logren los escenarios de tranquilidad que el ciudadano espera, con ello se evita, el microtrafico de sustancias nocivas para la juventud, se evita el tráfico de hidrocarburos, se desestima el accionar de bandas externas y locales, en fin, solo es sentarse en la mesa y realizar con deseos, trabajar en el tema de Seguridad Pública.

Si se quiere ganar esta Guerra, aunque no quieran llamarla así, es con la firme convicción de que hay que mejor el equipamiento, que la cooperación de las Autoridades Federales, sea más proactiva y no de presencia que, en los campos de la Inteligencia se cuente con aparatos modernos, con analistas de proyección amplia, con mandos receptivos de la información, para la obtención de productos reales y de aplicación inmediata, para detención de objetivos prioritarios, en fin, hay que sacar lo mejor de esta desgracia y actuar en consecuencia.

Las fronteras del Estado de Puebla, permiten en la practica el avance de las Organizaciones Criminales, pero todos sin distingo, esperan llegar y posicionarse en la joya de la corona que es la Capital del Estado, lo poroso de ellas está en cualquier ubicación, pero si peligrosa y de observación de la Autoridad, lo es con Veracruz, con bandas que inclusive en los límites de ambos estados, actúan para el robo del transporte de carga, otra es la que divide Puebla con Morelos, de donde provienen las drogas más letales como son las sintéticas.

Los grupos criminales, en México se ubican como los terceros más importantes a nivel mundial, pensar con desestimación que en Puebla, no se afecta con ello porque la fama se encuentra en los estados del Norte del País, es una utopía, donde hay oportunidad de negocio ilícito, ahí estará la criminalidad, y si se analiza, también la violencia que ello provoca su presencia.

En las manos de quienes dirigen, ya sea Estado o Municipios, es en la medida del éxito, con el que deberán entregar cuentas a los ciudadanos, de lo contrario, será de nueva cuenta, tiempo perdido en una interminable desgracia, que hemos vivido los mexicanos y en específico los poblanos.

 

 

“Si ha de haber conflictos que sea mientras yo viva, que mi hijo pueda vivir en paz”. (Thomas Paine) 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

 

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06