EL HILO MÁS DELGADO.

 

Describir con precisión como estamos en Seguridad, es mediante los resultados que vemos diario en el contexto Nacional, solo el día de ayer; en la República se cometieron 76 homicidios, destaca los cometidos en el Estado de México con 9 y de igual manera en el Estado de Guanajuato con 9; si lo vemos como números son fríos y, no representan nada que hablen una realidad que se vive en cada rincón de este hermoso País.

Es destacable que se cometió un homicidio en Nicolás Romero, Estado de México, contra cinco mujeres entre niñas y jóvenes, como es el común denominador se menciona que fue la Delincuencia organizada; donde se perdió esas figuras de la Delincuencia, que se erigían como representantes de códigos de respeto de las familias y, sobre todo que solo las rencillas, eran entre los hombres que estaban en el negocio de las drogas.

¿Qué es lo que está pasando y, porque aún las campañas que son desde mi apreciación deficientes, no son convincentes para enfrentar este flagelo?, no tenemos respuesta alguna ni de los gobiernos locales ni el nacional.

El fenómeno de la Inseguridad, es multifactorial lo mismo obedece a la incapacidad preventiva de las Autoridades encargadas de esta acción que es la Policía, así mismo técnicas obsoletas que insisten en poner en operación, sin los resultados que determinen decrecimiento en las tasas de homicidios y, sobre todo de una extrema violencia; otro de los factores que inciden, es la falta de acciones probatorias que fortalezcan las carpetas de investigación realizadas en los delitos por la Fiscalía, que llevan a la famosa puerta giratoria del delito.

Los instrumentos Tecnológicos, son de igual manera herramientas que pueden hacer que decrezca la extrema violencia; sin embargo, la constante es la corrupción en la adquisición de ellos, pues para nadie es desconocido que en las famosas licitaciones, se compran con el visto bueno del Funcionario Titular de la Dependencia y, no de un Comité Técnico conformado con expertos en la materia.

Los ejemplos anteriores, puedo ponerlos en el contexto  del Estado de Puebla, durante lo que va de la presente administración por las diferencias Políticas, el Estado y la Capital, no se ponen de acuerdo para realizar una intención por lo menos de mejorar la infraestructura en este tema. Pierden por mucho, la oportunidad de tener mecanismos de prevención y, de apoyo a la judicialización de los delitos.

Al correr de la Administración tanto Municipal como Estatal, las inversiones que quieran realizar serán obsoletas y, se dejará de aprovechar las miles de cámaras privadas que mediante acuerdos con los particulares, se pudieran tener para multiplicar la observación de los ciudadanos en un sentido de prevención del delito, con un modelo predictivo con niveles de eficiencia, como los que se observan en las ciudades que han apostado a la prevención del delito y, no a la reacción del delito.

Lo que siempre se menciona, en todos los foros de Seguridad por parte de las Autoridades cuando asisten, es el de que se ha fortalecido la Seguridad con la compra de más patrullas y armamento, lo que determina que sus intenciones son de reacción y, no de prevención.

La reincidencia de los delincuentes, es en gran medida al círculo vicioso de Inseguridad y falta de Justicia, quien es un recurrente delincuente de un mismo delito o adiciona algún otro en su cometido; es porque no le tema a la Ley; el coraje ciudadano, radica en el resultado inoperante de una Justicia, a la cual hay que ponerle recursos Financieros, pero sobre todo Humanos, que realicen su actividad con una marcada honestidad de actuación.

El Hilo Más Delgado que tenemos en la Inseguridad, es la falta de una Política Criminal, que apunte en la misma dirección tanto en lo Municipal como en lo Estatal, nada se puede hacer si cada quien realiza actividades por su lado y con una marcada diferencia por motivos Políticos, las Tecnologías, pueden ser instrumentos que ayuden a la prevención, pero también es necesario más Fiscales y, Jueces que legalicen las capturas.

Frente a estas preguntas que tenemos los Poblanos, no escuchamos propuestas serias que apunten a una mejora continua de la Seguridad, las respuestas han sido muy tibias, las aproximaciones del combate a la Inseguridad, nos muestra deficiencias en su Estructura y, una marcada forma reiterativa de afrontarla, no basta con decir que la Seguridad es la prioridad Gubernamental; es necesario, demostrar que tienen claridad sobre las soluciones que requiere nuestro Estado.

Como ciudadano, hago un llamado a los Gobiernos Municipales y Estatal, para ponerse de acuerdo y dejar a un lado las diferencias de beneficio Político y, de manera pronta y expedita comiencen a debatir propuestas encaminadas, a la Estructura de una Política Criminal, que se encamine a resolver los problemas diarios de los Poblanos sin distingo alguno, para vivir con Seguridad y Justicia.

“El problema de nuestra época, consiste en que los hombres no quieren ser útiles, sino importantes”. (W. Churchill)

 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter.- @hector_mperez

Instagram.- Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook.- Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

 

 

Comentarios


Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06