EL MOSAICO POLIFACÉTICO. Una columna de @hector_mperez

 

Cuando observamos hambre en nuestro México, hay que reflexionar que hemos estado mal gobernados, en el embudo de la Corrupción, se han perdido todos los fondos que debieron ser destinados para la Salud, la Educación, la Nutrición, la Seguridad y sobre todo, la certeza del ciudadano que cada sexenio tuvo avances en su obligación de ser Gobierno.

Reflexionar en lo anterior, nos hace ver que somos todos responsables, por la complacencia de ver sin sentir, los diversos Méxicos en los que nos encontramos, al haber tolerado Gobiernos que condujeron, a que hoy una Pandemia como lo es el Coronavirus, exhiba nuestra lamentable realidad del retraso tan enorme que tenemos en materia de Salud, Educación, Nutrición y Seguridad.

La crisis no debe dejarnos en un estado de confort, como muchos lo viven desde sus casas de playa, y mira que ello no es un pecado hacerlo o que sea un cliché social, sino que hay otra parte de este mosaico llamado México, que se encuentra a cientos de kilómetros de la población más cercana, en la cual se tiene medianamente una clínica de la Secretaria de Salud, para atender a un paciente en caso de contagio, tendremos que preguntarnos si saldremos fortalecidos, para activar ahí, en esa parte de nuestro ser la solidaridad y conscientes de la desigualdad que nos rodea.

Estamos obligados a ver la importancia de la inversión en Ciencia y Tecnología; así como, la infraestructura de Servicios en todos los temas mencionados en párrafos anteriores, pues el retraso en ello se determina el avance de nuestra Nación.

Es de conocimiento de todo aquel ciudadano responsable que se informa diariamente de cuál es el avance del Covid19,  que han crecido los contagios, aquí cabe una pregunta ¿Esto es solo un asunto de salud o también un llamado a la Responsabilidad Social  a la empatía y a pensar en que no es el cuidado de nosotros mismos, sino también el de los demás?

Las medidas preventivas ahí están, la Autoridad las emite con la intención de que se asuma como un acto de civilidad de todos nosotros, sin embargo nuestras diversas facetas de aceptación con civismo de que debo hacer, motiva a que sectores de la sociedad, insistan en salir a la calle sin tener algo sustantivo que realizar y que además lo hacen sin contar con las recomendaciones que la Autoridad determina.

En los diversos barrios de cualquier ciudad de la República se organizan bailes populares, si la Autoridad los conmina a suspender su diversión, reaccionan en forma violenta con los representantes de la Ley. ¿Qué es lo que nos pasa?, donde perdimos ese respeto que se debe a la Autoridad y mira estimado Lector, no se vale decir que los Policías son corruptos y no sé cuántas cosas más los adjetivan, para justificar cual es la esencia de lo que estamos  hechos o mejor dicho en lo que nos hemos convertido, y esto es solo un ejemplo, hay tianguis, vendedores ambulantes, concentraciones disque deportivas y puedo seguir.

Regreso a esa parte del mosaico llamado País, ahí en ese rincón de la montaña por ejemplo de Guerrero, donde hasta las noticias son con retraso, como crees que un padre de familia afronta un problema de un contagio como lo es el Coronavirus, créeme son personas con un temple de acero que si tienen que trasladar a su enfermo, dígase coloquialmente, hasta en lomo lo harán; y aquí, donde tú vives y yo vivo con todo cerca, nos atrevemos a organizar todo clase de concentraciones de personas, con un elevado porcentaje de probable contagio, y somos inconscientes de no obedecer a la Autoridad; luego entonces, como dar una fórmula que a todos nos caiga el veinte, de que en riesgo está la vida propia, y si soy irresponsable la de los demás.

La depresión económica que se vive, o al menos los micro y pequeños empresarios, son la parte que lo viven hoy en día, y anhelan con mucha esperanza el regreso de las actividades que cada día es más lejano por las irresponsabilidades de las que hablo en renglones anteriores, ellos están en una disyuntiva de si regresan a laborar pero el bolsillo les contesta, con que, si no hubo ventas y los gobiernos de cualquier nivel no dan respuestas acordes a su crisis, está parte empresarial es el motor real de la economía, las grandes empresas cuentan con sus fondos de contingencia pero ellos no.

Hay tantas cosas que florecen en estas contingencias, que la tinta y el papel no alcanza para señalar todo lo que uno quisiera, pero de lo que estoy seguro, es que son tiempos de meditar y de colaborar con las Autoridades, y a ellas conminarles a que actúen como tal, si se requiere ser firme hacerlo, la etapa 3 de la Contingencia está por llegar si ahora empiezan a realizar acciones para desinhibir las concentraciones de personas lograran tener éxito en bajar el índice de defunciones pero no hacerlo con invitaciones a base de perifoneo, no señores sino con firmeza de Estado, no arriesguen a quienes si obedecemos.

 

“Nunca discutas con un estúpido te hará descender a su nivel y ahí te vencerá por experiencia”. 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06