ENTRE DIOS Y EL DIABLO.

 

Entre el 12 de julio al 11 de agosto de 1859, se dictaminaron las Leyes de Reforma, se trataba de una serie de normas proclamadas después del triunfo de la Revolución de Ayutla. En estás se determinaba principalmente la separación de la Iglesia y el Estado.

En este movimiento también participo Benito Juárez, Melchor Ocampo, Guillermo Prieto, Miguel Lerdo de Tejada e Ignacio Comonfort.

Estos Liberales obtuvieron la victoria en diciembre de 1855 y posteriormente se proclamó la Constitución de 1857 y a su vez las Leyes de Reforma, compuestas por la Ley Juárez 1855, Ley Lerdo 1856 y la Ley Iglesias en 1857.

Cada una de estas Leyes, quienes nos gusta la Historia, son referentes a la separación de los poderes Eclesiásticos del Estado Mexicano.

En todos estos años que fueron de progreso en la Democracia Mexicana, con la sangre de muchos en la defensa de un pensamiento Liberal que se plasmó en la Constitución de 1857, nos hace ver que hoy en día las defensas de estos principios de Gobernabilidad son vigentes.

Nada debe de cambiar el rumbo, que marcaron los textos de nuestra Constitución; sin embargo, la falta de un Nacionalismo en muchos de nosotros, pasamos desapercibido muchos actos que pareciera que se quiere regresar a ese pasado antes de las Leyes de Reforma.

En las luchas de los Partidos Políticos, se encuentran incrustados hoy en día con diferente nombre, esos actores que representan a los poderes Religiosos, que tanto daño la Historia nos marcó como un pasado que nadie quiere repetir.

Existe un Partido con vigencia de hace unos días, que tiene una marcada ideología de derecha y de la derecha cristiana, que tiene presencia en Gobierno, esto no es malo si solo se dedicara a Gobernar con los principios generales de la Constitución; pero en la práctica la Ideología de sus principios los anteponen a el ejercicio de gobierno.

Cuando se escucha en los medios, que sus declaraciones conllevan el anteponer o concluir con la palabra de Dios, las cosas no están siguiendo por buen camino.

Nadie dice que sea malo, el que se tengan convicciones religiosas, pero lo hemos visto con el propio Presidente de la República, al ser criticado enormemente en sus mañaneras cuando ha realizado expresiones de este tipo.

A donde llevan mis comentarios, al respecto de lo anterior; simple, no se puede con una mano tener la Biblia y en la otra la Constitución, el ejercicio del Poder Gubernamental es con la Constitución y, solo con ella se gobierna.

Los cambios vertiginosos del País, nos hace que no tomemos en cuenta estos tipos de modas, que pueden caer en un cambio de forma de vida que nos heredaron nuestros Héroes; la vida si es cambiante, pero los principios no.

Los miembros de este Partido, generan condiciones que tienen una carga de su Ideología en las acciones de Gobierno, ejemplos por aquello de comentar que miento, solo vean en donde lo hacen que hasta los colores imponen en sus publicidades.

Las elecciones están a la vuelta de la esquina, se puede conjugar y ser simpatizante de cualquier Partido Político; pero muy importante, es el que hoy tengamos presente que primero es la Patria y, no los grupos de poder que nos han perjudicado tanto, hacer un análisis de lo que hoy tenemos nos puede ayudar a tener una visión de nuestro futuro inmediato, si queremos desarrollo debe ser con quienes quieran gobernar para todos.

Las acciones de una Ideología Conservadora, albergan también los radicales de la Derecha así la Historia nos enseñó, esto no sería malo, pero en nuestro México ha servido para que grupos que se empoderan, hagan negocios y se conviertan los beneficios del pueblo, en manos de unos pocos.

Los cambios de nuestra Nación, no serán con radicales de ningún lado, ni de Izquierda ni de Derecha, requerimos un rumbo de Transformación Nacionalista, el pueblo en general no aguanta más el surgimiento de más y más Partidos que ensayan con la pobreza del pueblo mexicano, los fanatismos deben y debemos erradicarlos, junto con los chapulines de Partidos que hacen botín de todo.

“Los gobiernos civiles no deben de tener religión, porque siendo su deber proteger la libertad que los gobernados tienen de practicar la religión que gusten adoptar, no llenarían fielmente ese deber si fueran sectarios de alguna”. (Benito Juárez)

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06