INTELIGENCIA POLICIAL.

 

La inteligencia policial, cuando es aplicada a la Seguridad Pública es un instrumento de responsabilidad coadyuvante en la construcción de la Paz y de la Seguridad de los Ciudadanos.

Los niveles de desarrollo van a la alza, cuando el estudio de los factores criminógenos son analizados y, perfilados para soluciones menos dañinas y de efectividad plena, si bien no es fácil alcanzar una optimización en el tratamiento de la información, todo Gobierno debe tener un correcto asesoramiento de una dirección de Inteligencia, que ayude a establecer los marcos normativos, que permitan definir la Política de Seguridad de sus Gobernados.

Todos hablan del conocimiento de la Inteligencia pero, su aplicación la estructura para la recolección de información que conduzca al combate de Organizaciones Criminales que ya se encuentran operando, perdiendo de vista, aquellas que por su propia naturaleza se están formando.

En  este marco conceptual, la Inteligencia Policial converge en diferentes áreas del conocimiento general como la Antropología social, la psicología, la sociología y otras ramas del comportamiento humano, pero ha donde quiero llegar es la importancia de dar a la Inteligencia Policial el lugar preponderante que tiene y no un elemento persecutorio de delincuencia, que si bien es parte no se le identifique como tal, eso solo en las películas existe.

Si al ciudadano de a pie se le pregunta que es la Inteligencia Policial, lo más seguro dirán que de inteligencia la policía no tiene; sin embargo, en toda estructura policial la columna vertebral de su operación, análisis y planeación, es la Inteligencia Policial, nada de las áreas de competencias Gubernamentales está de más o de sobra, para derrotar a la Delincuencia Organizada y no Organizada, la Inteligencia Policial es como ya lo dije la columna vertebral del éxito.

En el más estricto orden, sus instalaciones deben de contar con las secrecías correspondientes, que permitan desarrollar la actividad con mucha tranquilidad, fuera del contexto de la dinámica de la operación de las corporaciones, pues en ello radica, la parte de elaborar las formas y el fondo de cualquier tema a tratar.

El corazón de la Inteligencia, radica en los equipos de cómputo que reúnan las características de operación de eficacia y eficiencia, los convenios de colaboración con otras Instituciones pares son fundamentales para retroalimentar los Funcionarios encargados. Las bases de datos, tanto gubernamentales como privados permiten hacer una infinidad de cruces de información en tiempo real y por ende un mejor análisis y diagnóstico.

En todos esos datos se puede cruzar información biográfica de quien o quienes se perfilan, con ello también el policía de calle o primer respondiente, tiene una herramienta más de primera mano, para saber del infractor mayores datos.

Hoy en día, la mayoría de las Policías de los tres órdenes de Gobierno cuentan con ello, pero también tienen un enemigo en su contra que es, las competencias de que si están facultados para realizar dicha actividad y que el desconocimiento conduce a un choque de funciones; nada más falso que ello, pues la Seguridad del Ciudadano está por encima de factores de quien debe de hacer el trabajo.

Sin estos trabajos realizados por las Áreas de Inteligencia Policial, en coordinación con las Federales y Estatales, en el reciente caso de la detención de José Antonio Yépez Ortiz (a) “El Marro”, no se tendría a este delincuente bajo las rejas, y con la misma eficiencia y eficacia, todos los asuntos que se realizan para combatir una Delincuencia Común u Organizada, las acciones del Funcionario de Inteligencia debe de ser la misma, con el interés supremo de la Seguridad de los Ciudadanos.

Las operaciones operativas y tácticas, se realizan en gran medida con el estudio de campo realizado por las Unidades de Inteligencia, señalando características, limitaciones y vulnerabilidades del objetivo a detener o combatir. Todo lo anterior, nos permite definir que la Inteligencia Policial cada día es más necesaria en toda Institución de Seguridad Pública, que presuma de moderna y vanguardista de utilizar los métodos y sistemas avanzados del combate a la Delincuencia Organizada y no Organizada.

 

“Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti”. (Friedrich Nietzsche)

 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter.- @hector_mperez

Instagram.- Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook.- Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06