LA COLOMBIANIZACIÓN LLEGO PARA QUEDARSE. Una columna de @hector_mperez

 

        La responsabilidad que me toco conducir en los años 80s, era considerada por las Autoridades Federales como la Delincuencia Organiza en una de sus vertientes que más daño causaba a la sociedad, por el interés de impacto que conducía a la impunidad, con un ejemplo generalizado para que los demás delitos se proliferaran pues se decía en el juglar social “Si asaltas un banco puedes asaltar lo que quieras”.

        De igual manera, el crecimiento del Narcotráfico fue exponencial con los Barones de la Droga entre los que figuraban Miguel Félix Gallardo, Caro Quintero, Ernesto Fonseca Carrillo, Pablo Acosta, Los hermanos Arellano Félix y puedo seguir describiendo a cada uno de los que todos hoy en día conocen, estos personajes también notaban la insipiente forma de la Autoridad de enfrentar los asaltos Bancarios y tomaban como muestra la incompetencia para sacar raja en su actividad.

        La labor que desarrollamos durante un gran periodo de tiempo fue frontal con Tecnología de esa época, innovadores operativos contra el robo a bancos, capacitación moderna para esas fechas y un gran espíritu de cuerpo que el personal adquirió para su trabajo cotidiano.

        Recuerdo con mucha precisión que el año 1993, el destacado periodista Arturo Luna, me distinguió con hacerme una entrevista donde detallaba esta labor en la Seguridad Bancaria y entre otras cosas hablamos de este tema de la Colombianización de México en corto plazo por parte de los grupos Delincuenciales que operaban en nuestro territorio, los cambios de operación de cada uno de los sectores de la Delincuencia empezaron a utilizar las famosas Motocicletas en el tema del Sicariato, del Secuestro que empezaba con gran auge primordialmente de personajes de Alto Impacto.

        Las variables de análisis del crecimiento de las operaciones de los delitos en todas sus vertientes, conducían hacia los ejemplos vertidos desde Colombia con las escuelas impuestas por Pablo Escobar Gaviria, para establecer un terror callejero principalmente contra las policías desorganizadas en ese momento. En México no fue la excepción, día con día crecía el ejemplo por decir de alguna forma el gran barrio de Tepito en la Cd. De México se empezó con las prácticas de ajustes de cuentas con las motocicletas y hoy en día con las Motonetas que nadie controla desde su compra y registro.

        En el tiempo que me toco participar en la Seguridad Bancaria denotamos los famosos hoy en día “Halcones”, que en forma de contrarrestar su información de datos sensibles contra las Instituciones se colocaron los que en la policía se les conocía como “Indicadores”, quienes eran personal vestidos de civil con radio frecuencia y listos para inhibir los posibles delitos contra los Bancos.

        Los ensayos de Policías Elite, han sido diversos pero ninguno los ha dejado satisfechos, pues cada Gobierno piensa que lo saben todo y que su innovación será mejor, craso error, las corporaciones se nutren de mejora continua y no de posturas Políticas con sus concebidos discursos, recordando un poco de datos estadísticos en 1998 el Hampa estaba desbocada en México teníamos aproximadamente 41 Procuradurías, 4,500 cuerpos policiales y en ese tiempo más de un millón de órdenes de aprehensión pendientes.

        Como ven la impunidad era con todo el tema del momento, y así como el asalto Bancario impactaba en el tema como lo cito en los anteriores renglones, las Organizaciones Criminales del Narcotráfico crecían y el ejemplo de Colombia también crecía para mal de lo que hoy en día se vive con tanta frecuencia, dicen y dicen bien, quién no conoce su historia está condenado a repetirla, lo que con trabajo se logró con política se destruyó.

        Las sociedades en su forma desentendida de ver quien las Gobierna, es un caldo de cultivo para el crecimiento de la famosa frase de Pablo Escobar “Plata o Plomo”, así mismo la falta de observación, de que las Organizaciones Criminales consiguen los favores de los Políticos y de las acciones Jurídicas frente a sus crímenes y se torna la concebida “Impunidad” que nos ha dañado tanto y que en anterior columna cite este tema.

        Los Partidos Políticos, no son la excepción del caso infinidad de Políticos de la época al paso del tiempo salieron coludidos con el Crimen Organizado, hoy no es ajeno a ello, si bien nadie es inmortal a las presiones de los criminales tampoco son ajenos a los cañonazos de billetes que les otorgan, e infinidad de disque Financieros participan en el blanqueo del dinero sucio o mejor dicho dinero de sangre.

        Radicándome en nuestra Aldea Puebla, estamos enfrentando los embates de este tipo de accionar Colombianizado en los diferentes Municipios del Estado, las preguntas obligadas son, la Autoridad lo sabe y voltea a otro lado, o no saben dónde están parados sin saber qué hacer.

        Han hecho diversos ensayos en la profundidad de esquemas operativos, depuración de policías, se expidieron normas draconianas sobre penas y cárceles, se consagró la extinción de dominio, se reglamentó el lavado de activos y así puedo citar infinidad de acciones de corte Policial y Jurídico Normativo que aún no tienen los efectos que la Sociedad espera de sus Gobiernos, ni Federal ni Estatal.

        La Supervivencia del Estado de Derecho está en juego, nadie debemos de ser ajenos a este gran riesgo, los ensayos no son buenos para ninguna sociedad, les pongo el ejemplo simple de la ocurrencia del Gobernador de Puebla de un plumazo desaparecer una división de la Policía como es Vialidad, donde está el estudio de factibilidad que norme el criterio para tal fin, donde radica la intención de respetar la Constitución de la República, para generar policías civiles con profesionalismo, sin observar que está corporación estaba en el abandono lo que propiciaba la corrupción, ¿luego entonces quien es el responsable de ello?

        El tema de la Colombianización, sigue vigente y más vigente por la ignorancia de las Autoridades que nos Gobiernan de no voltear al pasado reciente y tomar las muestras de lo logrado y solo ver los designios de un Gobernante que en su arrogancia se convierte en Dictador, o me equivoco estimado Lector, tenemos de igual manera un Congreso obediente a las ocurrencias de su jefe, porque la división de poderes no existe, no existe una oposición que levante la voz, simple la Sociedad está sola.

        Cuando en 1993, como lo cito en reglones anteriores, me hice acreedor de severas jaladas de orejas desde el centro de la República, por dar ideas que no correspondían en su época que se ventilaran en la prensa, considero que advertir nuevamente al Lector que no ha cambiado nada de lo acontecido, sea motivo de lo mismo pues la Sociedad si ha cambiado para que los jóvenes levanten la voz y exijan un mejor trato en la forma de Gobernarnos, que para eso les pagamos con nuestros impuestos.

        “Yo no soy un hombre soy un campo de Batalla”.

 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

 

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06