LAS CAUSAS Y EFECTOS.

 

La preocupación de toda sociedad, es sin discutir cuales son las causas y efectos de la Inseguridad entre nosotros, se ha estudiado que la relación entre desarrollo humano y una mejor Seguridad es una realidad que se puede tener.

Así como hay países con un alto desarrollo humano y altas tasas de homicidios, también los hay, con poco desarrollo humano y baja tasa de homicidios, en países con progreso económico elevado, también se aumenta de forma exponencial los delitos, porque hay como efecto, mayor oportunidad de delinquir.

Las Políticas Públicas, deben considerar que no todos son afectados de la misma manera, pero en su gran mayoría la percepción es otra, porque se alimenta en la conciencia de los Ciudadanos, la Inseguridad y el temor fundado de la posibilidad de ser víctimas en un futuro, ya que estamos ante un trauma, recurrente en el pensamiento de las personas.

Luego entonces, la Inseguridad es un problema de todos, pero a la vez de algunos, que hoy se suman cada día más, hablar de todos porque nos afecta socialmente y, de algunos porque los afecta de manera directa.

Entre los factores que afectan la Inseguridad, puedo citar, los sociales, culturales y económicos, la situación de la marginación y exclusión social, la falta de oportunidades para los jóvenes reales, no de programas de apoyo económico sino de fuentes de trabajo, acercamiento de las fuentes de información que permiten tener conocimiento de la vida moderna, la desintegración familiar producto de familias disfuncionales, la perdida de mecanismos de Gobierno para la identidad y cohesión social, el gran colapso de los servicios básicos, experiencias previas de la violencia en su núcleo familiar y social, el abuso del alcohol y drogas, todo esto en el marco de que la ley se acata pero no se cumple.

La afectación de la Inseguridad afecta a todos, pero la parte más sensible de la Sociedad que son los pobres es la más afectada, y dificulta la sociabilidad de cualquier parte de México, si se analiza el perfil victima victimario, es el de joven y pobre, con resultado abrumadores.

Hoy el que tiene para contratar Seguridad, contribuye a que el Estado, se vea debilitado en el monopolio de la Seguridad, que se tiene para beneficio de todos y, que no es un factor social que se considere beneficio de unos cuantos, en la Democracia, la Libertad y la Ley todos caben.

Los desafíos son enormes, el Estado mexicano no la tiene fácil, enfrentar el orden público en deterioro, el contexto político, social y económico provocado por el Crimen Organizado y no Organizado, así como la elevada violencia sin la proporcionalidad que se debería de tener y, una percepción social de que no hay cambios en la Inseguridad, debe ser el reto para retomar en esté próximo año por venir una recomposición de la Seguridad Pública.

La Seguridad debe considerarse un bien Público, que debe ser proporcionada a todo Ciudadano en cualquier parte del Territorio Nacional, sin embargo, la Seguridad absoluta no existe, de ahí que cada ciudadano es también responsable de su autocuidado, sin ello el querer poner un Policía por cada habitante es imposible.

Nuestras Autoridades, a través de Políticas Públicas, proporcionan el orden Jurídico y, una orientación de cómo debemos los ciudadanos, actuar para contribuir a la tarea tan difícil de combatir a la Inseguridad, la responsabilidad Gubernamental, está en alcanzar la eficiencia en los protocolos policiales y judiciales, para el control y el combate del delito.

La Inseguridad es como muchas veces se menciona, una parte si lo que acontece, pero una gran parte es la percepción de como la vemos los ciudadanos, de que el Estado tiene el control, pues el conocimiento social debe considerar que la erradicación no existe, solo existe el control jurídico-policial para el beneficio de la sociedad.

Desarrollar las capacidades Gubernamentales, en específico de todas aquellas que tienen que ver con la Seguridad, es la tarea a realizar, no todo radica en soluciones centrales, cada pedazo de territorio habitado por ciudadanos, es un núcleo con sus propias necesidades y soluciones, la fórmula está en darle ese valor, sin ello solo es retórica política, con resultados que conducen al fracaso inminente.

 

        En la vida hay algo peor que el fracaso, no haber intentado nada”. (Franklin Roosevelt)

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06