LOS CADÁVERES BAJO LA ALFOMBRA.

 

 

En la serie “House of Cards”, se desquebraja el avance de un ala de la política, podemos encontrar un paralelismo en nuestra ciudad Capital Poblana, se veía venir gracias a las grandes excentricidades exhibidas por la anterior administración, se tuvo de todo, justificación de todo, ausencia de todo, pero, sobre todo, una gran inexperiencia de Gobierno.

La administración entrante de Eduardo Rivera Pérez, encontrará desde conspiraciones dentro y fuera del propio ayuntamiento, hasta Los Cadáveres bajo la Alfombra, de una pléyade de funcionarios que se vieron favorecidos, por el simple hecho de una ola generada por la elección del Presidente de la República, y que lo que mejor demostraron, fue incompetencia de gobernar.

La historia que precede al Presidente Municipal, si bien no es del todo muy buena o buena, la ciudadanía le brinda la confianza que deberá de aprovechar en corto plazo para generar esa confianza, que hoy en día, está lastimada por no creer en los políticos y sus grandes promesas.

Creer que, al realizar podado de pasto o acciones de arranque de programas no sustentados con los recursos necesarios, será una buena imagen de que se está trabajando, considero no es la mejor forma, la altura de la política, debe situarse con la visión ejecutiva de atender los asuntos de mayor problemática de la ciudad, con la posición de un hombre de Estado, y generar la dirección del rumbo de nuestra ciudad, con su batuta dirigiendo a sus colaboradores en el sentido correcto de la Administración Municipal.

Los diversos poderes fácticos que hereda, como es la Delincuencia Organizada y no Organizada, es hoy por hoy, el Talón de Aquiles, que más preocupa al ciudadano, al responder en una entrevista que le realizaron al Presidente, confiar en el nombramiento de la abogada Maria del Consuelo Cruz Galindo como Secretaria de Seguridad Ciudadana, a pesar de que no tiene el expertiz de temas relacionados con la operatividad de la Secretaria.

Entre otros Cadáveres bajo la Alfombra, están en la propia Institución de Seguridad, investigarlos es necesario y detectarlos de inmediato de lo contrario, empezará a tener ese tufo de podredumbre, pero en estos momentos son los de las respuestas clásicas “Que hora es la que usted diga Secretaria”, todos son dispuestos, todos son serviciales, todos están preparados a todo y para todo, en fin, no encontrará mejores colaboradores que esos, si esos, que tanto han lastimado a los poblanos.

El sexismo, otro lamentable inconveniente que tienen las corporaciones policiales, tendrá que sortearlo y, no hay mejor forma que usarlo a su favor, la gran tarea de la corporación es por si se les olvida, la Seguridad de todos los Poblanos, nunca todos los recursos son suficientes, en las habilidades y proyecciones se encontrará la búsqueda de la excelencia, el presupuesto propiamente está terminado, pero les tengo noticias, los dos meses que finalizan el año, son los de más derrama económica, si dice que sabe, pues sabrá que hacer.

Cual será, su marco normativo que contenga su plan de Seguridad, cuál es su diagnóstico, cual es la problemática y las áreas de oportunidad, simples pero extensas preguntas, que en próximos días tendrá que atacar y solucionar, dejará algo de lo avanzado o, como siempre se ira al bote de la basura, cuantas interrogantes florecen, esperemos que tengan respuestas.

La Seguridad, es un eje de brillo de un gobierno o la tumba del mismo, muchos hemos expresado que es sin discutir, la Columna Vertebral de todo Gobierno que tiene eficiencia, sin está columna vertebral, el cuerpo no camina, en la medida que sea corregido el rumbo, es en proporción el éxito que pretenden.

Lo mencione en mi pasada columna, el mayor de los instrumentos para realizar dicha encomienda son los propios compañeros Policías, en el Recurso Humano descansa la eficiencia o la mediocridad, las competencias las tienen, solo hay que estimular, apoyar y cobijar en un sentido profesional al personal, y esos que, quieren camuflarse en la honestidad y que carecen de la misma, que den cuenta de sus actos.

La Inseguridad, pareciera se convirtió en una forma de Gobierno, todos se benefician los uniformados deshonestos y los no uniformados, es tiempo de cambios estructurales de fondo, aprovechar lo aprovechable y desechar lo desechable; la restitución de los parámetros de orden y tranquilidad, son urgentes, en otras palabras, el gobierno de la Seguridad no se ajusta a los limites lo que tradicionalmente se conoce como gobierno de la criminalidad, sino que implica más allá de la codificación legal-ilegal.

La Secretaria de Seguridad Ciudadana, bajo el mando de la Abogada Maria del Consuelo Cruz Galindo, tiene los reflectores apuntando a su persona, la criminalidad no la detiene, ni los discursos, ni mostrando las patrullas bien alineadas, el combate frontal es por excelencia lo que aplica, el delincuente es delincuente y como tal hay que tratarlo.

 

“Los tiempos de los gobiernos son muy cortos y los de la delincuencia largos y azarosos”.

 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06