MÉXICO EN LLAMAS. Una columna de @hector_mperez

 

 

Nuestros Gobiernos Nacional, Estatales y Municipales tienen un gran reto en materia de Seguridad; ninguno pero ninguno ha tenido la habilidad, idea o estrategia alguna, para frenar y resolver el problema de Inseguridad en todo el País.

Los hechos acontecidos el día 20 de junio del presente  en Caborca Sonora, donde los  enfrentamientos por el control de la Plaza, trajeron como consecuencia por lo menos una veintena de muertos de los cuales diez son localizados en la carretera Caborca-Sonoyta, consecuencia de la guerra que se libra con dos bandas rivales, las cuales son Los Salazar que responden a los hijos del chapo Guzmán y, la gente que responde a Caro Quintero, que históricamente esa plaza le pertenecía y lo representa su sobrino Rodrigo Páez.

En varios Municipios Guanajuato primordialmente en Celaya de igual manera, el mismo día 20,  los ciudadanos fueron testigos de un sinnúmero de acontecimientos que solo se les puede llamar de Terrorismo, pues fue una constante de violencia contra negocios, gasolineras, mueblerías, tiendas de conveniencia, vehículos y hasta domicilios particulares, azotaron la tranquilidad de ese Estado.

En este último caso, las acciones orquestadas por el delincuente Juan Antonio Yépez Ortiz (a) El Marro, fundador y líder del Cártel Santa Rosa de Lima, llegaron a un extremo que desde mi muy personal apreciación, se debe de emprender una respuesta contundente por parte de las Autoridades Federales, dado que las de Guanajuato o han actuado con tibieza o simplemente están contribuyendo a un caos con tintes políticos y, que propicia esté escenario de Terrorismo.

Me ha tocado ver el crecimiento de la delincuencia en diversas modalidades durante los anteriores 30 años, pero lo que hoy se vive ya sale de cualquier dato estadístico y de sus declaraciones en los diversos teatros de la Política.

Seis Policías Estatales asesinados por una emboscada y otros cinco heridos, en la carretera Tetipac-Taxco en el estado de Guerrero, es el saldo que enlutará a sus familiares, todos perecieron y fueron heridos por disparos de AK-47 y AR-15, se presume que fueron el grupo delictivo que opera en la zona comandado por Roberto Carlos “Z”. Las explicaciones serán muchas por las Autoridades, pero ninguna convencerá a las familias de estos compañeros.

En redes se puede encontrar la agresión armada por un escolta del Gobernador de Chiapas Rutilio Escandón Cadenas, todo por un incidente que se refiere al pleito de pareja de su hija con su expareja, ya salió el Gobierno del Estado, para aclarar que quien disparo no es funcionario del gobierno; y diría yo, y eso que demerita el delito de homicidio en grado de tentativa, o que quiere decir el Gobierno de Chiapas.

En este marco, que si hay que ponerle un nombre se llama Ingobernabilidad, la naturaleza y preocupación de los Politólogos en referencia de la Democracia, será siempre que ella transite en cualquier sociedad con Seguridad hacia sus ciudadanos, la dimensión limitada con la que la clase política pretende caminar es pobre y, no ofrece proyectos que conjuguen la aplicación de la Ley con la visión ontológica de su destino.

Las transformaciones en Seguridad, deben de tener la carga de la Historia; de lo contrario, se divaga en un universo de ideas sin sentido social, la violencia ha estado durante décadas mostrando cuál es su camino diciéndonos, mira voy a este destino y, te invito a impedírmelo, pero dejamos en manos inexpertas cada plan de acción, que se repite cíclicamente cada 3 o 6 años, lamentable esta recurrencia de vanidades.

La constante explicación de la descomposición de las Instituciones de Seguridad, conllevan a generar la desconfianza del ciudadano, diciendo como el chavo del ocho y ahora quien podrá defendernos y, es muy atinada su desconfianza, que se puede hacer si el ciudadano no es invitado a participar, solo le queda observar y en gran medida será actos de violencia como los narrados al comienzo.

Los diversos delitos de presencia con violencia desmedida, los podemos identificar con precisión en dos de impacto Nacional, el Narcotráfico y todas sus vertientes y el ahora incontrolable robo de hidrocarburos “Huachicol”, la importación de formas, no tenemos que salir hasta Europa, las importamos desde Centro y Sudamérica; Colombia como ejemplo, ya paso y de nueva cuenta tiene la violencia que nosotros y, está pagando un boleto muy caro, de dejar crecer esta violencia como hoy tenemos en México, será un camino de dolor y sangre.

Desde fines del 2008, se han mencionado afirmaciones de Académicos, militares norteamericanos y sus agencias de Seguridad que México es un Estado Fallido, sus argumentos dicen, que el gobierno no tiene el control, las organizaciones criminales ocupan al Estado en diversos territorios del País, yo considero que México como un todo no lo es; más sin embargo, hay Instituciones que sí lo son y sus cabezas mucho más.

El último recurso del Estado Mexicano, es las Fuerzas Armadas, luego entonces es parcialmente fallido El Estado Mexicano, pues sus estructuras de Seguridad, la Inteligencia y la Procuración e impartición de Justicia, han fallado para combatir o prevenir la violencia que se vive.

Por ello la gobernabilidad Democrática, es débil y la Delincuencia tiene alta pero muy alta facilidad, para penetrar en las Estructuras Gubernamentales, no solo las de Seguridad sino todas sus dependencias, la corrupción es el mal mayor.

Los nuevos retos los tendremos en los meses por venir, la Pandemia del Coronavirus impactará la economía y la Inseguridad será de dimensiones bíblicas, hoy es tiempo de corregir el rumbo y, no aferrarse a una razón cambiante, la colaboración Internacional es urgente en la materia, nada sobra y todo falta.

Las imágenes de los actos acontecidos en Guanajuato, los pueden consultar en mi muro de Facebook, o en los diversos medios que lo publicaron, son lamentables.

 

https://www.facebook.com/hectormanuel.perezcuellar

 

“Es defecto común de los hombre no preocuparse por la tempestad durante la bonanza”. (Maquiavelo)

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06