POLÍTICA CRIMINAL.

 

Cuando nos enfrentamos a los debates Políticos en el Congreso del Estado, es pertinente señalar que, para la solución de cada problema Social, nos recetan Leyes con una calidad Punitiva en su gran mayoría.

Donde sin medir las consecuencias a futuro, para todo será cárcel con penas que representen en apariencia que sirven al Ciudadano como un acto de Justicia; pero más bien dicho, pareciera actos de venganza Social.

La Política Criminal, debería ser un conjunto de razonamientos y acciones, que el Estado genera, para dar respuesta a las controversias de actos realizados por alguien que también es parte de la Sociedad y, que se consideran constitutivos de un delito.

Esa forma de realizar Leyes sin una planeación y consulta adecuada con sus representados, genera que, a largo plazo, se vea como un lastre de Injusticia, a quien le determinen determinado Delito.

La mayoría de estos cambios a nuestros Códigos en su mayoría a los del campo Penal, se realizan sin un análisis de la trascendencia real y de los criterios Jurídico-técnicos, de las normas que rigen el campo penal.

En el momento de legislar no se tiene en cuenta las dificultades de nuestro Sistema de Justicia, como la elevada carga de trabajo, que se tiene por delitos que merecen una atención más profunda, como lo es los de alto impacto, en donde existen delitos que se deben procesar con mucha atención y cuidado de estudio.

De la misma manera, también hay que considerar que no solo a la parte de la aplicación de la Justicia impacta, también el Sistema Carcelario se ve afectado, nuestros Centros de Readaptación, son Centros con un hacinamiento elevado, donde la Política Criminal, sale sobrando porque de facto todo será castigo irremediablemente.

Llamar a la reflexión, de nuestros Legisladores es en un sentido de respeto, considerando que la acción punitiva no es de ninguna manera, la inacción ante el delito; sino todo lo contrario, que la violencia que vivimos en todos sentidos, hace que la visión del Congreso, sea considerar que solo el camino del castigo con cárcel, es el camino correcto.

Los conflictos de la Criminalidad son de diversos matices, no es lo mismo considerar los de alto impacto como lo es el Homicidio, Delincuencia Organizada y todos los contemplados en este rubro y, que ha ello, agreguemos más delitos, como recetas de cocina ante las Injusticias Sociales, no hay nada más pernicioso que hacerlo a bote pronto.

Los delitos de violencia contra las mujeres, son un apartado que el Estado Mexicano, tiene como un pendiente que lastima a toda nuestra Sociedad; pero no es justificable que, para resarcir estos pendientes, el Congreso se encargue de generar Leyes con prisa y sin estudios profundos del impacto que causan.

Por qué, antes de pensar en crear delitos y aumentar penas y reclusiones, se piensa en procesos avanzados de una Política Criminal; que, mediante Programas de Prevención, generen mayor armonía en la Sociedad y, que los derechos de las víctimas se encuentren garantizados.

Una Política Integral, es aquella que funciona para la Prevención del Delito, más no es la que castiga y olvida al castigado en un Reclusorio, que se convierte en Escuela del Crimen, la decadencia de estos centros todos la conocemos; luego entonces, desde una silla del Congreso obedeciendo a no sé quién, se dedican a generar mayor número de delitos, eso no ayuda a un futuro de la Sociedad.

Cuando una Sociedad es decadente, encierra a su ciudadanía, pues no enfrenta sus problemas Sociales, que deben ser solucionados por sus Autoridades con visión de Estado, el miedo a la crítica y a no recibir el aplauso de los Ciudadanos, los Diputados hacen que hacen, pues ellos siempre están en una constante de su futuro, sin importar que, si aumentan delitos o generan Leyes al vapor, los ciudadanos lo padecerán.

El miedo a la Criminalidad, hace pensar que la cárcel es la única forma de hacer Justicia, evitar la Corrupción e Impunidad; con un pensamiento que si no es cárcel no es castigo, nada más irreal, es por ello que un Congreso debe de ocuparse en dictaminar al Ejecutivo en turno, el proyecto que aplicará de su Política Criminal y, no el aumento de los delitos.

“El hombre es ante todo un animal que juzga”. (Friedrich Nietzsche)    

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

 

 

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06