REPRESIÓN POLICIAL.

 

Los conflictos, como producto de la desigualdad, es patente en todas las sociedades, las políticas represivas de los Gobiernos de los Estados, tienen como única medida la Represión y el ignorar la negociación como el principal generador de solución.

La generación del conflicto a escala de enfrentamiento, contiene violencia, para que en el imaginario se piense que se tiene Seguridad y control del conflicto, pero la parte perversa, contiene una carga de mayor conflictividad, que escala en muchos casos a delitos mayores.

Lo acontecido el día de ayer tanto en Puebla como en Hidalgo, no es nuevo observarlo, salen diversos ciudadanos a manifestarse por motivo de una falta de dialogo con las Autoridades, ya sea que sus demandas sean justas o no, pero la desesperación los lleva a realizar esto, en ello, siempre aparecen intereses oscuros.

Pero lo importante que hay que tratar, es de nueva cuenta, la incompetencia del actuar de los Cuerpos Policiales, el caso específico de Hidalgo, donde sale herido de gravedad un ciudadano, es inadmisible que los videos muestren un desorden del actuar de las fuerzas de seguridad, en el caso de Puebla, de igual manera se exhibe la represión como factor de arreglo, no hay diferencia, de los gobiernos tanto de Hidalgo como de Puebla.

Como se puede avanzar en la democracia si existe la represión gubernamental, por la escasa inteligencia política para resolver conflictos, los antecedentes están plasmados en memoria de todos, cual es el camino correcto a transitar para que, como ejemplo un Subsecretario de Gobierno en vez de establecer un dialogo, realice la función de comandar la Represión, eso es inadmisible.

En esto le doy la razón al Presidente, con la frase de “Mátalos en Caliente”, como lo que acontecía en épocas pasadas, pero lo que no sabe el Presidente, es que esos funcionarios que actuaban de esa manera, ahora están en Gobiernos Estatales, con la complacencia de quien gobierna.

Los desacuerdos son el pan nuestro de las sociedades, discrepar es común y hasta cierto punto benéfico e inevitable, en ello no se debe de ver, como una patología de descomposición social, al contrario, son efectos de una Democracia.

Pero si llega el conflicto, deberán estar preparadas las Autoridades con instancias, que resuelvan con prontitud, eficiencia y de forma pacífica los conflictos, la imposición de la Ley del más fuerte es sin lugar a dudas, que todo lo anterior fue estéril, consecuentemente, no supieron activar los mecanismos del dialogo.

Las sociedades en nuestros tiempos, están con características multifacéticas, no se puede observar lo que en las capitales de los Estados se aprecia, como lo que se aprecia en los Municipios pequeños, las características de necesidades son distintas, y en ese aspecto, hay que solucionar sus demandas.

De cara a las elecciones, todo Gobernador, quiere tener su Estado sin conflictos y en paz, en esa tesitura, la oportunidad la tienen quienes tienen conflictos, para el dialogo y dirimir con la Autoridad; y así, aprovechan estos tiempos para estar en la óptica de los medios, luego entonces si el Gobierno no actúa con prudencia y política, se suscita el conflicto.

El conflicto es natural desde el principio de la humanidad, es la alternativa que los ciudadanos tienen para la solución de sus demandas, que puede ser con el dialogo como un principio rector, hasta las represiones que observamos.

En las habilidades personales y sociales, que tengan los funcionarios, se arreglan los conflictos; pero en estos funcionarios, por los ejemplos que tenemos históricos, se aplica la mano dura sin contemplación, tal vez sea la solución inmediata, pero no permanente y las huellas del odio aparecerán posteriormente.

La carga de reacciones extremas, como medida del conflicto no abonan a la Democracia que tanto hablan, es también producto de una deficiencia en la Inteligencia Gubernamental, pues si hubiera se previenen los actos, que pueden causar conflicto.

Cuando elegimos Autoridades, como es próximamente, se debe de evaluar si tienen las capacidades que describo para el arreglo de conflictos, porque de lo contrario, estaremos eligiendo Autoridades, con el pensamiento de la “Ley del Garrote”, al menos así me lo parece.

 

“La semilla de la Revolución es la Represión”. (Woodrow Wilson)

 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06