UNA VERGÜENZA LA POLITICA DE SEGURIDAD.

 

 

En la vida como en la política, los tiempos son cortos o de plano muy largos, para quienes quieren brillar siempre el tiempo es aliado o enemigo, es el caso, de que en aquel 1° de agosto del 2019, se veía una luz de esperanza en la llegada del Gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, con amplias expectativas de que las cosas cambiarían.

Han transcurrido dos años, y en el tema que me ocupa “La Seguridad Pública”, lastimosamente no hay avances que puedan mencionarse, al contrario, las promesas de ese día de toma de protesta, quedaron en el olvido; “mi gobierno dijo, lo centraré en el combate a la Inseguridad y a la Pobreza, así como, erradicar la corrupción, para construir un gran futuro a los poblanos”.

La llegada del Vicealmirante Miguel Idelfonso Amezaga Ramírez, en algunos sectores de la sociedad creo expectativas de mejorar la Seguridad de los Poblanos, pero no tardó mucho en que la decepción llegara a las mentes de los ciudadanos; bien a bien, jamás se plantó como Secretario y tomo control, más rápida fue su salida que la llegada del Abogado Raciel Lopez Salazar en febrero del 2020, como era de esperarse, se generan cambios radicales, tomando todas las Direcciones y Subdirecciones de la Secretaria por personal de su confianza.

Este último cambio, como el primero, siempre estuvo con la lupa del Asesor de Seguridad del Gobernador, Ardelio Vargas Fosado, que entretelones tenía el control del tejido fino de la Seguridad Pública, así como de las cañerías de la Delincuencia Organizada y no Organizada, todos los Funcionarios traídos por Raciel Lopez, sabemos por diversas notas periodísticas que se despacharon con la cuchara grande.

Tardíamente, el Gobernador se enteró o fue informado que entre muchas de las pillerías que se atrevieron a realizar fue, la construcción de un Pueblito en el Centro de Rehabilitación Social “San Miguel”, porque, si existe un Asesor de Seguridad que tiene que estar informado, no fue detectado a tiempo y contrarrestado los actos de corrupción que prevalecieron, acaso era muy difícil de hacerlo.

Los escándalos que la Seguridad Poblana tiene, no son nuevos, en pasadas Administraciones, recordamos a la famosa Hermandad, los actos de corrupción de la Policia de Caminos Estatal mejor identificada como Vialidad, hoy ni el nombre se menciona, ni el destino que tuvieron los elementos que el Gobernador dijo desarticulo, pero que, en los pasillos del chismorreo, siguen realizando lo mismo, pero más barato, dice el dicho.

Se tiene en el ambulantaje, un grave problema de Inseguridad, no existieron durante todo el mandato de Claudia Rivera Vivanco como Presidente Municipal de la ciudad Capital, soluciones para combatir este mal, con los clásicos discursos que por las carencias que no solo ellos tienen, si no todos los que vivimos en Puebla, pero a ellos se les permitió vender en la calle, pero lo que no dijo es que, se proliferaran como Gremlins; hoy como administraciones anteriores, son un problema de Seguridad, Higiene, en lo Económico y de todo lo que a una ciudad tan importante como Puebla Capital, perjudica este sector, y que sea un foco rojo constante para la Inseguridad.

Lo nuevo en está mascarada, sacada de cualquier teatro, disque de combatir la Inseguridad, se anuncia por parte del Gobernador Luis Miguel Barbosa, la renuncia de Ardelio Vargas Fosado, quien como lo menciono en líneas anteriores, tenia los hilos del control de todo lo que tenía que ver con la Seguridad de todos los Poblanos, aquí me detengo un poco, deja bajo control a un incondicional, como Secretario de Seguridad, deja a su hijo dentro de la misma Institución y perdón a no sé cuantos más.

Las deducciones que dejan tantos cambios, es lo que vivimos en el diario vivir, la Inseguridad en el Transporte Público del ciudadano de a pie, el control de mercados por la Delincuencia, el enfrentamiento de bandas rivales, que cuando hay muertos lo minimizan por ser enfrentamientos entre ellos, como si eso aliviara la percepción ciudadana, los males mayores son, la Impunidad, la Corrupción, el Imperio del Crimen Organizado y no Organizado, la proliferación de pandillas, la ocupación de territorios grandes y pequeños; en fin, quien toma el control para acabar con estos males.

Los discursos triunfalistas, que nos ha recetado nuestro Gobernador, distan mucho de las realidades que vivimos; dentro de la grilla que se maneja ahora, es que Ardelio Vargas Fosado, disque, va apoyar al Presidente electo Eduardo Rivera Pérez, en temas de Seguridad para que el problema de ambulantaje se acabe, podría usted creer esto, más burla no se puede, entonces de ser cierto al señor Ardelio Vargas Fosado, lo llamaría el Mesías de la Seguridad Poblana, a sabiendas que como funcionario Estatal bien lo pudo hacer.

“Quien no conoce su historia está condenado a repetirla”, quien o quienes se les acurre tal barbaridad, solo les recuerdo que lean un poco de la vida pública de este personaje en cuestión, en la despedida el Gobernador, dice “Quiero reconocer en él un hombre muy capaz”; bajo el manto del poder del Gobernador, este personaje mantuvo como conocedor de la Inteligencia del País, estar en la oscuridad de su oficina, y sus colaboradores hacer el trabajo, pero sin resultados.

La percepción de la Inseguridad, es necesario reconocer que se alimenta de hechos reales; Puebla en todo su Territorio, se han presentado acciones Delincuenciales graves, inaceptables y lamentables, que en nuestro Estado aparezcan descabezados es símbolo de que el Crimen Organizado, no respeta ni Códigos ni Autoridad alguna, entender la Inseguridad, desde la perspectiva del Narcotráfico y Microtrafico, no es lo mismo que la Delincuencia Común, son factores de distinta Política Criminal de aplicación.

La Inseguridad Urbana, está con una mezcla de Microtrafico y Delincuencia Común, pero está ultima con la influencia de las Bandas Criminales de presencia Nacional, las edades a las que se está reclutando a vendedores de droga y Sicarios es cada día, más jóvenes, las colonias son invadidas por estas pandillas de jóvenes sin futuro alguno, la migración también favorece a estos Grupos Criminales.

En fin, que como ustedes podrán analizar, las promesas solo han quedado en eso promesas, los constantes cambios así lo avalan, no hay proyecto alguno que determine hacia dónde vamos, para que se entienda técnicamente, cual es la Política Criminal de Estado, con qué instrumentos contamos, solo el maquillaje de las famosas 1,000 patrullas, y digo maquillaje porque no han servido de mucho, que debemos esperar, o debemos esperar que llegue el 2024, para volver a tener esperanzas que se logren.

 

“La historia no enseña Fatalismo. Hay momentos en que la voluntad de un puñado de hombres libres rompe el determinismo y abre nuevos caminos”. (Charles de Gaulle)  

 

 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06