La Segunda Vuelta Electoral, ¿Sería conveniente adoptarla en México?

En México el diseño institucional ha sido sustentado en un sistema presidencial el cual ha prevalecido en el derecho constitucional mexicano como un gobierno democrático, laico, representativo y federal, a pesar de esto este sistema no ha tenido mayores modificaciones en su forma desde la constitución de 1917 en su artículo 81 constitucional en cuanto a la elección para el titular del poder ejecutivo.

Mirando un poco la historia electoral de México podemos mencionar que en 1997 cuando el PRI perdió la mayoría en la Cámara de Diputados, desde entonces todos los candidatos que han competido para Presidente de la República han ganado solo con 1/3 de los votos, por lo que lograr un consenso con todas las fuerzas políticas es relativamente complicado, más si en el congreso existen mayoría de partidos políticos con diferentes visiones de país.

Por ello nuestro país requiere una reforma política electoral que incluya una Segunda Vuelta Electoral en beneficio de los acuerdos políticos donde cuenten con una amplia mayoría

Este es un modelo generado en Francia en el siglo 19 en la constitución de 1793 y consiste en que los candidatos obtengan más de la mitad de votación absoluta de la ciudadanía en la segunda elección. Lo que genera mayor legitimidad para el elegido, mayor fuerza política y una mejor gobernabilidad, que ayude a combatir los conflictos post electorales.

Esto permite depurar a los candidatos que no cumplen con la aprobación adecuada para seguir en el proceso electoral, esto debido a la fragmentación social, aplicando este modelo sería sano para nuestra democracia, ya que el factor primordial por el que la ciudadanía manifiesta su aprobación y desaprobación sobre quién debe representarnos en nuestro nombre y nuestro dinero público.

El quehacer político de nuestro país los últimos años ha sido muy complejo, la diferencias entre ideologías políticas han dividido el país de una manera nunca antes vista desde que un candidato gana una elección y desde ahí, cierto sector del país no reconoce el triunfo de algunos actores políticos, esto derivado de la última elección del 2018, ahora si acerca la elección del 2021 y posterior a eso las elecciones presidenciales del 2024 sin que veamos un avance real en nuestra democracia sin que existan conflictos post electorales. Pareciera que los partidos políticos dividieran más al país con su discurso de desconocimiento hacia el presidente o demás cargos públicos.

Sin duda un gran reto el cual se requiere voluntad política de nuestros gobernantes y ciudadanía en general, sin embargo, a pesar de que conforme al artículo 105 constitucional ya no se pueden hacer modificaciones legales 90 días antes a la iniciación del proceso electoral que será en septiembre, pero este también no prohíbe que se hagan reformas constitucionales durante este tiempo que puedan prever esta iniciativa y nos dirija rumbo a una nueva democracia.

Necesitamos una democracia absoluta, donde el rumbo del país lo decidamos todos y con candidatos que estén a la altura de las exigencias y necesidades sociales, es por ello que en nuestra actualidad política es necesario que reformen las leyes y la constitución para permitir la segunda vuelta electoral para cargos públicos del poder ejecutivo federal y estatal será un avance importante, tal como ha sucedido en otros países que apuestan a este sistema electoral.

Reflexionemos sobre este tema, las elecciones intermedias están por llegar y debe ponerse sobre la mesa para el 2024 “La segunda vuelta electoral”.

Mi cuenta en tuiter: @YahirArellanoM

Comentarios


Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06