NO ES PERSONAL…   DÍA DE MUERTOS…Y LOS MUERTOS DE CORLEONE

NO ES PERSONAL…

DÍA DE MUERTOS…Y LOS MUERTOS DE CORLEONE

SEGUNDO INTERLUDIO

 

 

“Las calaveras”

Tenemos una tradición histórica los mexicanos para burlarnos de todo, aunque siempre he creído que en realidad es una manera, el humor mexicano, de revelarnos a nuestros miedos y hacer que no nos interesan. Nadie patea a un perro muerto…dicen. Sin embargo lo hacemos todo el tiempo, a todas horas y en todo momento.

Y a pesar de mis orígenes y de tener una idea diferente no podía resistirme a intentarlo.

 

CALAVERA A LOS AUSENTES

Dicen que al noveno círculo del infierno de Dante llegaba

Quien en su momento en el castigo de Dios confiaba

Acompañado por un Virgilio mudo y distante

El condenado a la muerte cuestionaba incesante:

 

-Combatí a los excesos y los corruptos

En mi gobierno no hubo lugar a los absurdos

Fui implacable y contundente

Jamás mi mano tembló para imponer lo trascendente.

 

La muerte harta al descender por cada círculo del infierno

Escuchando la perorata del condenado,

y habiendo casi llegado,

respondió lacónica, satírica y afanosa de destruir su falso legado:

 

-Hablas de excesos y corruptos

y de paladines combativos

Y jamás nunca nadie fue tan burdo como agresivo

Y de esos que llamas absurdos,

fueron tus acciones absolutos.

Nunca fuiste justo,

La Diosa fortuna te dió un regalo

Tú decidiste destruirlo con el odio de tu falso legado.

 

A lo lejos se escuchó una voz que se entendía sonreía:

-Ha llegado el condenado prometido…

Soy yo Miguel, a quien la ira de Dios alcanzara

La muerte me ha dado el privilegio de haberte recibido

Dios me castigó decías…con mi muerte prematura

Mientras que a ti te asignó peor asignatura

La de vivir tu infierno en vida

Y jamás gozar de la gubernatura…

 

 

CALAVERA A LOS PRESENTES

La muerte deambulando eternamente vive

Cuando por Puebla se sintió proclive

Cual seria su sorpresa de ver que en paz estaba

Cuando a lo lejos un hombre de lentes divisaba

 

Perenne curiosidad le preguntaría:

-¿Quién eres tú, un extraño a mis ojos parecías?

La muerte le decía,

A lo que con aplomo él respondería,

-Soy Salomón Gobernador

De inmediato aquella increparía,

-Al que todos sus columnistas sabio consideran

Ingenioso de inmediato acotaría,

-Entre otras cosas de las que escribir debieran…

 

La muerte conocedora sabía

Que el destino no carece de un sentido de ironía…

Sin reparos ni contención alguna exclamaría:

¡Fortuna oh Diosa traicionera!

Siempre mis bromas jugar quisieras

Aunque en la vida, menos en muerte pudieras

 

Que a este que llaman “salomónico” larga vida queda

Aunque hayas llenado su camino de sendas traicioneras

Dudo mucho caiga en tu juego embustero,

aunque prevenirle debiera…

 

Salomón espera,

Te daré un consejo que jamás nunca antes hiciera

¿Dices que tus amigos sabio te consideran?

 

Esa silla que ocupas antes dos la anhelaban

Ambos sabían que morirían

Hoy dos primos tu silla codician

 

Ni pasado ni futuro serían capaz de opacarte

La trampa de la fortuna, empero aquí yace

Donde tu infortunio empezase

Es cuando del presente, que ya es tuyo, quisieras ocuparte

 

 

Disfruten de sus muertos , honren su ausencia llenando cada minuto de sesenta segundos que valgan la pena.

Vivan a plenitud, nunca sabemos cuando se acaba nuestro tiempo.

Desde acá un saludo al cielo al padre de Salomón, al que nos dió los mandamientos de la ley de Dios y aquel que negara a Jesús 3 veces antes del alba.

Hoy honrare viviendo a los que han ido muriendo pensando siempre que cada segundo es una oportunidad para cambiarlo todo.

Usen sus segundos, minutos y años al máximo…si llegan a encontrar a uno de mis enemigos por la calle antes del bautismo, por favor recuérdenles que “No es personal solo son… negocios”

 

 

Michael Corleone
@corleonemike699

 

 

 

 

Comentarios

Comparte