Mi amigo ‘El abogado de los malosos’

 

El fin de semana me tropecé con tres botellas de cognac, pero eso es lo de menos, con quien realmente tope fue con un viejo amigo abogado de los malosos (incluye empresarios, políticos y la mafia)

Decidí ir a comer un poco de carne a una fondita de Angelópolis.

Tenía rato de no ir.

Tenía rato de no ver Lolitas.

Tenía rato de no ver Milfs.

Tenía rato de no ver maridos cornudos comiendo en familia.

Tenía rato de no ver ese binomio espectacular: madre e hija

Cuando entré al lugar una voz aguardientosa me gritó: Don Tonny, Don Tonny.

Mi sorpresa fue mayor cuando vi de quien se trataba.

Nos valió madres el COVID y nos dimos un aletazo de caguamo.

Nos pusimos al día.

Él se había juntado con una guerrerense y se había separado y regresado ‘N’ cantidad de veces, vivía pues, una relación toxica: celos, alcohol, gritos y bla bla bla

Yo le conté de mi divorcio y de mi relación con dos lolitas y una milf que se dedica a la política.

Los meseros empezaron a llevar el alcohol y la comida.

Una botella de cognac para empezar, una picanha y un salmón desfilaron.

Una mujer con un pantalón a la cadera y unas nalgas juveniles pasaron frente a mí, sus ojos me sonrieron.

El abogado albureaba con los meseros.

Una hostes se acercó y me preguntó si yo era Tonny Soprano.

Le di una nalgada y le dije ¿Tú qué crees?

Se alejó extasiada y meneo rítmicamente su precioso derriere.

Una segunda botella llegó.

Un político se acercó a saludar y me contó que Don N le tiene tendida la cama a un contador que le ha chingado una lana haciendo auditorias.

Mi amigo el abogado me contó que ya tiene rato trabajando para las mafias poblanas.

Que trabajará la plaza para el mejor postor, que no pedirá permiso y que se lo encargaron desde arriba no porque tenga ganas sino porque sabe en dónde y a quien apretarle.

Ambos brindamos.

La tercera botella llegó.

La mujer que me había sonreído me envió un papel.

Te espero en el pasillo del baño decía.

Cuando la tuve de frente la metí al baño y cerré. Luego vinieron los besos, besos  que erizaban todo, la piel, el vello púbico… Luego le bajé el pantalón a los tobillos y con una mano hice a un lado su diminuto bikini, lo que siguió se los dejo a su imaginación.

Cuando regresé mi amigo ya se había ido, se había llevado la botella y pagado la cuenta.

Prendí un puro y pensé: Beber y follar deberían ser derechos humanos.

 

 

TRASCENDIDOS

Que Genobaby va en caballo de hacienda para su reelección, tiene el control de casi  todo en Puebla, pero lo mejor: Le ha vendido a Makako Cortés la idea de que tiene el control no de casi sino de todo.

 

La visita de Marchelo Ebrard colocó contra la pared a Don N y a CR, al primero lo metió en problemas con AMLO y es que en eso de los destapes solo él es el que mueve las corcholatas y a CR la colocaron contra las cuerdas con La Sheinbaun, pues un día CR le juró amor eterno.

 

Tuve una novia que es de rancho.

Hace tiempo enfermó.

Jamás me preocupe por ella.

Cuando la volví a ver tenía una trompa provocada por el enojo.

Un par de besos la volvieron a poner de frente.

Solo me preguntó algo ¿Dicen que el cutis femenino mejora con la ayuda de los hombres, es cierto?

Sorprendido le dije: ¡probamos!

 

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny

Columna ficción

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06