El científico mexicano acusado de ser informante de Rusia se declara inocente en EE UU

El juicio de Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, que enfrenta una pena de hasta 10 años de cárcel, arranca en Miami

 

El juicio contra el científico mexicano Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, acusado de obtener información en Estados Unidos para el Servicio de Inteligencia ruso, ha arrancado este martes. Cabrera Fuentes se ha declarado inocente en una breve audiencia en una corte de Miami, en la que se le imputó formalmente por actuar como un agente a favor de un gobierno extranjero sin autorización del Departamento de Justicia estadounidense y afronta una pena de hasta 10 años de cárcel.

Cabrera, detenido el pasado 17 de febrero, ha asistido a la audiencia encadenado y con el atuendo color marrón que utilizan los presos en Florida, de acuerdo con la agencia AP. El biólogo de 34 años, especialista en enfermedades cardiovasculares y con un doctorado de la Universidad de Giessen (Alemania), ha estado acompañado de su abogado, Ronald Gainor, y no pronunció ninguna palabra en la vista, que duró apenas cinco minutos. Aunque se le acusa formalmente de ser un “agente ruso”, la Fiscalía no ha presentado cargos por espionaje. Personal consular de México estuvo presente en la audiencia, pero se abstuvo de hacer comentarios, de acuerdo con la prensa mexicana.

Según el sumario judicial estadounidense, Cabrera Flores fue detenido por primera vez el pasado 16 de febrero en el Aeropuerto Internacional de Miami cuando iba a volar a Ciudad de México. En el control migratorio, los agentes aduanales inspeccionaron su teléfono y el de su acompañante, una mujer mexicana, y encontraron la foto de una matrícula de un coche que había sido enviada por WhatsApp y que se encontraba en la carpeta de “eliminados recientemente”. La misión que se le había encargado desde Rusia, según esta versión, era que obtuviera datos e imágenes de un informante del Gobierno estadounidense en el sur de Florida.

“Cuando se le preguntó sobre la imagen, Cabrera Fuentes admitió que había encargado a su compañera que tomara la foto”, señala el sumario. De acuerdo con testimonios recopilados por EL PAÍS, el biólogo y su acompañante fueron puestos en cuartos separados e interrogados por agentes del FBI. Cabrera Fuentes reconoció que tenía dos esposas, una mexicana y otra rusa, y que había accedido a colaborar con la inteligencia rusa a cambio de que dejaran salir a su familia rusa del país. Su esposa rusa y dos de sus hijas habían regresado de Alemania para tramitar unos papeles, pero fueron retenidas sin explicación por agentes aduanales rusos. Tras el interrogatorio, que se extendió hasta la madrugada del 17 de febrero, Cabrera Fuentes compró billetes de avión para su esposa y su hija mexicanas, y tuvo un “interrogatorio voluntario” en el que confesó los detalles de la supuesta conspiración. Desde entonces está preso.

Cabrera Fuentes es prácticamente un héroe en El Espinal, su pueblo natal en el Estado de Oaxaca, uno de los más pobres de México. Familiares, amigos y vecinos marcharon el pasado domingo en El Espinal para exigir la liberación del científico. El entorno de Cabrera Fuentes reclama que el biólogo es víctima de una “persecución científica”, ha enviado cartas al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para que interceda a su favor y se ha movilizado para obtener recursos para enfrentar el juicio.

Se han organizado conciertos, donaciones y ventas de tazas con arengas a favor de Cabrera Fuentes para intentar llegar a la meta, que asciende a los seis millones de pesos (alrededor de 300.000 dólares), lo que los familiares calculan que costará afrontar el juicio, de acuerdo con el alcalde, Hazael Matus. “La gente está con Héctor”, ha comentado Matus tras la audiencia. El alcalde defiende la inocencia del científico y confía en que será liberado. Diputados de Morena, el partido de López Obrador, en el Congreso de Oaxaca también han abogado por la inocencia de Cabrera Fuentes. “Héctor, queremos decirte que no estás solo, ni un paso atrás, luchando unidos venceremos”, dijo la semana pasada el diputado Víctor Blas.

Su abogado ha dicho al Miami Herald que hay mucho más en este caso de lo que se ve en la superficie y que espera con ansias que se limpie el nombre del biólogo. Cabrera Fuentes, que trabajaba como investigador en la Universidad Nacional de Singapur hasta el momento de su detención, permanece preso sin derecho a fianza.

 

Vía: El País

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06