• Moviendo Ideas
  • Local
  • “¡ESTÁS CONTAGIADA!”: PARAMÉDICA DE PUEBLA ACUSA QUE FUE AGREDIDA CON CLORO DESDE UNA CAMIONETA

“¡ESTÁS CONTAGIADA!”: PARAMÉDICA DE PUEBLA ACUSA QUE FUE AGREDIDA CON CLORO DESDE UNA CAMIONETA

Una paramédica de Puebla contó cómo fue agredida con cloro por los tripulantes de una camioneta que la acusaron de tener COVID-19

 

Paramédica de Puebla acusa que fue agredida con cloro desde una camioneta

Foto ilustrativa: Cuartoscuro

Sucede que una paramédica de aquel estado denunció que fue agredida con cloro el pasado miércoles 3 de febrero mientras se encontraba en los alrededores del Parque Industrial 2000, según información recabada por el medio local El Sol de Puebla.

La paramédica, identificada como Ingry “N”, aseguró que aquel día se dirigía a un establecimiento tranquilamente, cuando fue atacada de forma sorpresiva (y muy cobarde, hay que decirlo)  desde una camioneta. Contó que los tripulantes de dicho vehículo, una pick up de color verde, le lanzaron cloro justo después de gritarle “¡Estás contagiada!”.

Paramédica de Puebla acusa que fue agredida con cloro desde una camioneta

Foto ilustrativa: Cuartoscuro

“La sociedad es tan injusta”, dijo la paramédica agredida con cloro en Puebla

Ingry relató que, efectivamente, ese día portaba su uniforme de trabajo mientras estaba en el lugar del ataque. Sin embargo, es necesario dejar muy claro que eso no justifica bajo ninguna circunstancia la agresión de la que fue víctima porque enserio ya es momento de dejar discriminar al personal médico, atienda o no a pacientes con COVID-19.

“Por favor tengan mucho cuidado. Muchos de mis amigos están en el área de la salud y de emergencias. Es muy triste ver cómo muchos están luchando por su vida en este momento y la sociedad es tan injusta”, expresó la paramédica al momento de dar a conocer la cobarde agresión con cloro que sufrió en la calle.

Paramédica de Puebla acusa que fue agredida con cloro desde una camioneta

Foto ilustrativa: Cuartoscuro

La joven paramédica aseguró que afortunadamente no resultó con heridas graves tras la agresión, pues sólo sufrió una ligera irritación por el contacto con el líquido. Sin embargo, aseguró que esto fue en el rostro, por lo que el ataque pudo tener consecuencias mucho peores.

El caso de Ingry se une, sólo en Puebla, al de un camillero del IMSS que fue echado de su vivienda a finales del año pasado luego de que la dueña del edificio donde vivía se enterara de que estaba contagiado de coronavirus. Esperemos que las autoridades de ese estado ya hagan algo para frenar este grave. injusto e indignante problema. ¡Por favor!

 

Vía: Sopitas

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06