Y después de la elección el ajuste de cuentas

 

Ahora que ha pasado la elección se esperan cambios importantes, es tiempo que la mafia ajuste cuentas, habrá cambios en las secretarias del gobierno del estado,  el gobernador mando a su mejor operador a campaña, el fantástico Cotoñeto, quien  soñaba con ser alguien muy grande pero no le alcanzó, como ya lo dije en columnas anteriores mientras en el IEEA hace y deshace, a la fecha los obliga a escuchar sus discursos de lo maravilloso y bueno que es tenerlo como su jefe, por otro lado en complicidad con su amiga América Rosas “controlan” las universidades tecnológicas como el Tec de Acatlán, Tepexi o la Tecnológica de Puebla, más su estructura en las delegaciones y que supuestamente tenia ojos en todas las cabeceras distritales, al final no brilló, no operó y no le alcanzó, teniendo todo para hacerlo no pudo, me pregunto si es por falta de talento o porque en su equipo todos son grandes simuladores.  Como sea es tiempo de pasar culpas, van a comenzar a aceitar la maquinaria para la sucesión a la gubernatura y entonces van a empezar a rodar cabezas, en los tecnológicos ya comienzan a salir los traidores, lo que no votaron, los que no sumaron. En las delegaciones habrá una limpia y claro los candidatos a presidentes municipales que no lograron ganar pese al apoyo del gobernador deben aceptar que no sirvieron, que pese a toda la estructura no pudieron y pese al gran Cotoñeto no lo lograron.

Esta elección se pensó que no tendría participación, que con movilizar con dinero ganarían pero fallo el pronóstico, la gente salió a votar, ejemplo es Puebla capital, la dulce Clau soñó que sería reelecta porque tenía la marca y presumía tener al presidente de su lado, quienes le llenaron la cabeza de mentiras hoy deberían salir pero Claudia aun los mantiene, porque si no se quedaría sola, prefiere seguirles creyendo, creyendo que es culpa de todos los externos pero no de ella, no entiende que pese al amor al presidente que muchos poblanos sienten, no le perdonan a ella su falta de acción, las equivocaciones pero sobre todo y el mayor error de Claudia fue la soberbia, el poblano no perdono su soberbia. Lalo sabe que no ganó por ser él sino que ganó porque el poblano sintió como un deber que tenía que sacar a Claudia, Lalo tiene un reto enorme y más si sueña con ser gobernador.

Ahora en morena ya se pelean la dirigencia estatal, pese a que falta para su renovación los tiempos políticos no esperan y otra vez Claudia se anota ( no ha aprendido nada después de su derrota), Biestro que ya no sabemos si quiere todo lo que quiere Claudia o al revés ya alzó la mano, Carvajal que anduvo presumiendo que él si había ganado en la capital burlándose de todos sus compañeros de morena ya alzo la mano (olvida que tuvo la menor cantidad de votos con respeto a los otros candidatos a diputados que si ganaron), el dirigente autonombrado legitimo Bracamonte espera que ahora si los astros se alineen y le toque dirigir de verdad a morena. Si en morena no aprenden de sus errores y se disciplinan, asumen que si necesitan del gobernador y logran poner a un dirigente que sepa llegar acuerdos, tendremos otra guerra al puro estilo de las tribus del PRD, y entonces el trabajo sucio lo harán desde dentro y los demás solo tendrán que esperar los tiempos.

La Mafia ganó como siempre, los derrotados solo serán los residuos del sistema.

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06