LA OPOSICIÓN AFINA LISTA SORPRESA DE CANDIDATOS AL 2021

En días recientes se han realizado reuniones privadas entre dirigentes partidistas, líderes empresariales y organizaciones civiles detractoras de la 4T. Barajan nombres como Ricardo Anaya, Gustavo de Hoyos, Claudio X. González, Jesús Ortega y… ¿Porfirio Muñoz Ledo?

Por Redacción EMEEQUIS

 

EMEEQUIS.– La oposición en México anda muy ocupada en levantar muertos, y no precisamente los más de 100,000 que se registran por la pandemia del Covid-19. Nada de eso.

Ahora que ya andan de la manita, nos cuentan que en los últimos días se han realizado distintas reuniones privadas entre dirigentes partidistas, líderes empresariales y organizaciones civiles detractoras de la llamada 4T, en donde la tónica parece más un debate de congregaciones afines a rituales de ultratumba.

La pregunta que persiste en esos cónclaves es: “¿Cómo resucitar muertos sin que la ciudadanía se dé cuenta que hay algunos políticos que, desde hace varios años, ya roban aire en el espectro electoral?”

El punto es que en partidos como el PAN, el PRI, el PRD y Movimiento Ciudadano; en organismos civiles o empresariales, como México Sí, Pensando en México, Futuro 21, e incluso en el Frente Nacional Anti AMLO (FRENAAA), pero además en agrupaciones políticas a las que les fue negado el registro como partido, como México Posible, de la pareja Margarita Zavala y Felipe Calderón, ya se debate si “no sería muy descarado” presentar candidaturas que una, y otra, y otra, y otra vez, aparecen en las boletas electorales en los comicios de las últimas tres décadas.

Los testimonios de quienes han asistido a esos encuentros refieren que se busca armar una propuesta de expiación ante el electorado para las próximas elecciones de junio de 2021, con slogans como “Ya cambiamos”, “Ya somos diferentes”, “Estamos arrepentidos”, “No volverá a ocurrir”, “Somos ciudadanos como ustedes”, “Hoy más que nunca necesitamos la unidad”. 

 

Aunque el pequeño detalle –porque son políticos al fin—es que nadie está cediendo en el tema de cómo estará integrada la lista para candidaturas plurinominales para la Cámara de Diputados, si es que realmente estos partidos y organizaciones se ponen de acuerdo para formar un gran bloque opositor que le haga frente, no a la virtual alianza Morena-PT-PVEM, sino al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sobre la mesa ya hay propuestas concretas, aunque no precisamente “caras nuevas”, “aires nuevos” o “proyectos renovadores”. Es una especie de exhumación de momias vivientes que a más de uno harán levantar la ceja.

Se trata de un experimento como el de aquel Celaya de la primera mitad de la década de los noventa del siglo pasado, ese equipo de futbol que reunió a las grandes figuras del Real Madrid de finales de los ochenta, encabezados por Hugo Sánchez y Emilio “El Buitre” Butragueño, que además reunió a Miguel González “Michel” y Martín Vázquez –también ex merengues–, pero que sólo les alcanzó para un subcampeonato de liga, al caer contra el mítico Necaxa , en la temporada 1995-1996.

La idea es que cada partido, cada organismo empresarial y cada organización civil propongan dos candidaturas para integrar esa lista plurinominal, para luego hacer un filtro definitivo y, las figuras que queden fuera, compitan por un cargo de mayoría relativa. Es decir, que vayan a hacer campaña.

En el Partido Acción Nacional (PAN) se tiene pensado lanzar a dos férreos críticos de AMLO, pero también dos caras ya muy conocidas en el espectro político de México en los últimos años: Ricardo Anaya Cortés, candidato presidencial de ese partido que perdió las elecciones pasadas y que hoy busca posicionarse a través de videos en redes sociales, pero que además integra la lista de políticos presuntamente sobornados por el gobierno de Enrique Peña Nieto para avalar la reforma energética de 2013-2014, según la denuncia de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex.

 

La otra carta del PAN es su actual presidente nacional, el michoacano Marko Cortés, quien un día sí, y el otro también, arremete contra el gobierno de López Obrador.

En cambio, los cartuchos en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) están más que quemados, aunque a EMEEQUIS nos dicen que algunas de las opciones podrían ser dos figuras que no hayan estado tan expuestas a los actos de corrupción que se dieron durante el sexenio de Peña Nieto, pero que además hayan mantenido su “sana distancia” con ese partido en los últimos tres años. Los prospectos son la exsenadora Marcela Guerra y el exsenador Jesús Casillas.

Otro tema es el del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Luego de que ese instituto político estuvo a punto de quedarse sin registro en los comicios de 2018 y de una presencia ya marginal en el escenario electoral, la opción (no hay de otra) será recurrir a sus caciques internos, quienes ya llevan varios años controlando ese partido, ya sin nadie que les haga sombra: Jesús Ortega Martínez y Jesús Zambrano Grijalva (hoy dirigente nacional perredista), mejor conocidos como “Los Chuchos”.

Del lado de Movimiento Ciudadano (MC) la apuesta es al ya llamado “dúo dinámico”, es decir, a los dos exsecretarios de Salud en los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, respectivamente, que hace unas semanas presentaron un plan para “terminar con la pandemia de Covid-19” en México en “ocho semanas”, Salomón Chertorivski y José Narro Robles.

En cuanto a la organización cívico-empresarial Sí por México, se tiene contemplado que dos de los más férreos críticos de AMLO, con quien mantienen una guerra abierta todos los días, el empresario Claudio X. González Guajardo, así como el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, busquen una curul en San Lázaro por la vía plurinominal.

En la esquina del malogrado proyecto partidista de la pareja Felipe Calderón-Margarita Zavala, denominado México Posible, los expanistas están valorando la posibilidad de negociar las candidaturas del incondicional del presidente de la República, Javier Lozano Alarcón (expriista, expanista, expriista de nuevo y ahora sin un membrete específico de militancia), así como a la propia Margarita Zavala.

EL OUTLET

Tampoco se descarta que este gran frente opositor contemple la posibilidad de impulsar la candidatura, por la vía de representación proporcional, del dirigente de la organización denominada FRENAAA, Gilberto Lozano, sobre todo por los “votos católicos” que puede acarrear ese frente.

La feria de nombres de políticos que buscan ser resucitados es larga, pero ellas y ellos tendrán que esperar para ver si son incorporados en las listas de candidatos a un cargo de elección popular por la vía de mayoría relativa.

Ahí están, por ejemplo, Armando Ríos Píter, experredista, excandidato presidencial por la vía independiente, expromotor del voto del abanderado presidencial del PRI en los comicios de 2018, José Antonio Meade, y hoy activista en pro del uso lúdico de la marihuana, o el excandidato presidencial del desaparecido Partido Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri.

También figuran Demetrio Sodi de la Tijera, Enrique de la Madrid Cordero, Purificación Carpinteyro Calderón, Fernando Belaunzarán, Ricardo Pascoe, Mario Di Constanzo, Angélica de la Peña (esposa de Jesús Ortega), Pablo Escudero Morales, Luisa María Calderón Hinojosa, entre otros.

Otra cosita. En las reuniones del bloque opositor –comentan para EMEEQUIS—también se valora persuadir a personajes que fueron muy cercanos o están en abierto desacuerdo con la administración lopezobradorista, como son los casos del exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías; del exsecretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, e incluso del multifacético Porfirio Muñoz Ledo.

Pero esa es otra historia.

@emeequis

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06