CÍRCULO DE EBRARD CONSIDERA QUE SHEINBAUM ES FAVORITA DE AMLO PARA 2024

Pese a la popularidad de Marcelo Ebrard, el “bombero” del gobierno de AMLO no es el favorito del presidente para 2024, plantean influyentes personajes cercanos al canciller. La renuncia del jefe de Oficina de la SRE se dio en este contexto.

Por Redacción EMEEQUIS

 

EMEEQUIS.– No llegaba el Covid-19 a México de forma oficial cuando Marcelo Ebrard ya asistía a reuniones con virólogos de la región. El presidente López Obrador minimizaba el surgimiento del virus, mientras el canciller pedía cuarentena a los visitantes de un destino con contagios.

Entró a la escena pandémica: repatrió a mexicanos varados en el extranjero, movió sus relaciones en el exterior y trajo a México caretas, guantes, mascarillas KN95 y ventiladores en momentos críticos. Su victoria más reconocida fue conseguir las vacunas contra Covid. 

Antes, a Ebrard se le ordenó viajar por el mundo para conseguir antirretrovirales, en uno de los primeros momentos del desabasto de medicamentos; trajo pipas de gasolina en la lucha contra el huachicol; incluso, su nombre sonó cuando Alfonso Durazo dejó la Secretaría de Seguridad: lo propusieron de relevo.

Ebrard es el hombre fuerte del gabinete de AMLO y, sin embargo, no es su favorito para continuar con su legado en 2024. 

En el entorno de Mario Delgado, presidente de Morena, aseguran que hay canciller para los próximos tres años, pero que después, la apuesta del presidente está en la actual jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. 

Hace apenas unos días, la encuestadora Massive Caller colocó a Ebrard con un 39.3% de respaldo para la próxima elección presidencial, el favorito de todos los posibles candidatos. La encuestadora México Elige lo señaló como el funcionario mejor posicionado entre la ciudadanía (56.6%), incluso por encima del presidente (54.7%).

Pero a decir de fuentes de Morena, para Andrés Manuel la contienda interna se concentra en una sola persona: Sheinbaum. “Quiere dejar consolidada su historia, su legado, dejando a una mujer al frente del país”, dijo otro personaje cercano.

PARADOJA: SU EFICIENCIA GENERA RENCILLAS

Ebrard tiene un pecado de origen, señalan: es el bombero del gobierno, resuelve todo lo que está dentro de su cancha y fuera de ella; apaga fuegos propios y ajenos, incluyendo el descontrol por la pandemia de Covid-19 que triplicó el escenario catastrófico del subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, quien calculaba un máximo de 60 mil defunciones. Ebrard consiguió las vacunas y, aunque las defunciones no han cesado, inyectó un halo de esperanza ante la crisis sanitaria.

Las encuestadoras han registrado un repunte en la popularidad del presidente, tras confirmarse que las primeras dosis venían en camino, pasando de un porcentaje de aprobación del 59% en agosto del año pasado, al 64% este febrero, de acuerdo con Oraculus. Pero ni eso coloca a Ebrard en la jugada electoral.

En suma, su eficiencia le ha generado rencores dentro del gabinete, cuyos miembros han escuchado más de una vez ante diversos problemas de la voz del presidente: “O lo arreglas o se lo pido a Marcelo”. Esto ha puesto la balanza en favor de Sheinbaum, quien cuenta con la simpatía del círculo íntimo de AMLO.

El futuro del “súpersecretario” –como le llaman en el gabinete presidencial– se puso en la mira tras el rumor de su renuncia que se propagó luego de que Gonzalo Fabián Medina Hernández, mano derecha y jefe de su oficina, hiciera pública una escueta carta en la que anunciaba su retiro de la dependencia gubernamental.

“Ante la situación actual en la Cancillería, me permito presentar mi renuncia con carácter irrevocable a la Jefatura de Oficina que me conferiste desde el 1 de diciembre de 2018”, dijo el incondicional de Ebrard, que en el pasado se especializó en temas de seguridad, más que en relaciones internacionales.

Un funcionario de alto nivel de la Cancillería aseguró a esta revista digital que Medina Hernández renunció por iniciativa propia y su decisión no está relacionada con alguna otra salida latente dentro del equipo de la Cancillería, incluyendo la que se especuló de Ebrard.

Su salida se da en medio de una reestructuración de la Cancillería, con el nombramiento de Esteban Moctezuma Barragán como embajador de México en Estados Unidos, así como la designación de Roberto Velasco Álvarez para absorber las obligaciones de la Subsecretaría para América del Norte.

MEDINA HERNÁNDEZ Y LAS ALERTAS

Sin embargo, la renuncia de Medina Hernández, cuenta un viejo amigo cercano de Ebrard, podría no ser tan voluntaria, pues había extralimitado sus funciones como jefe de la Oficina del secretario, poniendo en riesgo acuerdos diplomáticos, incluyendo aquellos relacionados con el suministro de vacunas.

“Hablaba en nombre de Ebrard, su presencia generó una turbulencia interna y un malestar creciente”, señaló.

De Fabian, dice que fue cercano a Miguel Ángel Mancera, pero que terminó uniéndose a las filas de Ebrard, volviéndose su cercano. Pese al cobijo del canciller, terminó generando problemas internos que desembocaron en su renuncia. Esta salida, advierte, puede ser el síntoma de una investigación en su contra, fuera de la dependencia en la que trabajó.

 

@emeequis

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06