Ebrard y Slim, descarrilados

Hoy, a la mitad del sexenio y desde su posición como canciller, Ebrard enfrenta el “peritaje periodístico” de The New York Times que advierte, entre otras cosas, que la obra fue acelerada para ser inaugurada antes de que el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México dejara su cargo

POR RAMÓN ALBERTO GARZA

“Línea 12: La Tumba de Marcelo Ebrard”.

Esta fue la portada que publicamos hace 6 años -el 10 de septiembre del 2014- en el periódico y el sitio de Reporte Índigo, del que entonces era director general.

Una larga serie de reportajes documentados por la reportera Isela Lagunes se convirtieron en la revelación del desastre en la construcción de la Línea 12 del Metro, que apenas superaba el año de inaugurada.

Entonces no existía accidente alguno, pero se alertaba de que una tragedia estaba en puerta después de conocerse los detalles del peritaje, que por sus defectos en la construcción exigían cerrar la llamada Línea de Oro.

Y se apuntaba entonces, además de la negligencia del jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, a la mala calidad de la obra construida por Grupo Carso, del magnate Carlos Slim.

Siete años después, ayer domingo 13 de junio, The New York Times publicó una extensa y muy completa investigación que revela exactamente lo mismo que en 2014 publicamos profusamente, en decenas de portadas y páginas de Reporte Índigo.

El diario norteamericano concluyó que la tragedia de la Línea 12, que dejó 26 muertos y decenas de heridos, es producto de serios errores en la construcción básica y a la urgencia de inaugurar la línea para cumplir con tiempos políticos.

Y el diario norteamericano apunta a que esta crisis amenaza a dos de las más poderosas figuras del país: al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y a uno de los más acaudalados hombres de negocios del planeta, Carlos Slim.

En 2014, Reporte Índigo abrió el expediente publicando la investigación “Peligro en la Línea 12”, advirtiendo que “Un informe mantenido en secreto detalla los “vicios ocultos” en la obra cumbre de Marcelo Ebrard. El documento alerta que existe riesgo de descarrilamiento y dice que el Sistema Metro no garantiza seguridad a los pasajeros”.

La serie de Reporte Índigo en 2014 enfrentaba también a quien fuera el secretario de Finanzas del gobierno capitalino, Mario Delgado, hoy presidente de Morena.

El título del reportaje publicado el 29 de abril del 2014 decía “Mario Delgado: El Senador que endeudó al DF”. Y advertía que “Un documento confidencial revela que el ex secretario de Finanzas capitalino autorizó la renta de 30 trenes para la Línea Dorada. Una operación que costó tres veces más cara que comprar la flota”.

El 7 de julio del 2014, publicamos en Reporte Índigo una portada que decía: “Se lo advirtió a Ebrard” y dábamos cuenta que “En un oficio enviado en agosto de 2007, el entonces director del Metro, Francisco Bojórquez, aconsejó a Marcelo Ebrard utilizar la rodadura neumática en la Línea 12. El jefe de Gobierno ignoró el consejo”. Y publicábamos íntegro el documento.

El 29 de agosto del 2014, la portada de Reporte Índigo decía: “Delgado-Ebrard: ¿Dónde están los millones?” y revelábamos que “La empresa CAF vendió los 30 trenes de la Línea 12 en 539 millones de dólares. Pero la administración de Marcelo Ebrard optó por un contrato vía Proyecto de Prestación de Servicios, en el que los adquirió por mil 588 millones de dólares”.

El desenlace fue inevitable. La Línea 12 del Metro fue clausurada en sus 12 estaciones por el gobierno de Miguel Ángel Mancera. La reparación era obligada para evitar la tragedia.

Ese día, en Reporte Índigo publicamos la portada “Crónica de un cierre anunciado” y decíamos que “Las irregularidades de la Línea 12 del Metro no es nueva. Desde hace meses, Reporte Índigo reveló los peligros que los usuarios de esta ruta corrían a diario. Ayer, las autoridades suspendieron el servicio”.

El caso se fue a una Comisión Investigadora del Congreso y el 29 de enero del 2015 se publicaba en Reporte Índigo que “Informe descarrila a Ebrard” y se advertía que “El Informe Preliminar de la Comisión Investigadora del Congreso coloca en el banquillo al ex jefe de Gobierno y a sus colaboradores”.

Lo cierto es que nada sucedió para procesar por negligencia ni a Marcelo Ebrard o a alguno de sus cercanos colaboradores. Toda la acción legal fue enfocada a mandos menores.

Tampoco se procesó a ninguno de los responsables de la obra de Grupo Carso, de Carlos Slim. El gobierno de Miguel Ángel Mancera obligó a las constructoras a reparar los errores que se señalaban en el peritaje.

La crisis de la Línea 12 obligó a Marcelo Ebrard a partir a un largo exilio de 14 meses a París, bajo la denuncia de que se sentía “un perseguido político”.

Ese exilio fue suspendido de súbito solo para volver a México a incorporarse a la campaña presidencial 2018 de Andrés Manuel López Obrador.

Hoy, a la mitad del sexenio y desde su posición como canciller, Ebrard enfrenta el “peritaje periodístico” de The New York Times que advierte, entre otras cosas, que la obra fue acelerada para ser inaugurada antes de que el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México dejara su cargo.

El diario revela que auditores encontraron desde su origen una pobre calidad de construcción y que su certificación para operar se dio apenas una hora antes de que fuera inaugurado por Ebrard y Slim.

Y que tras el sismo del 2017, se encontraron errores en la construcción del tramo construido por la empresa Grupo Carso, incluyendo el incorrecto vaciado de concreto y componentes de acero que no fueron colocados adecuadamente.

Es la misma empresa, dice el diario norteamericano, que hoy tiene contratos para la construcción del Tren Maya, en donde se están encontrando problemas similares a los que se dieron en la línea colapsada del Metro.

El hecho es que la publicación de The New York Times, y que confirma lo que publicamos hace siete años en Reporte Índigo, obligará esta semana destapar el peritaje otorgado a la empresa noruega DNV.

Y sin duda será el tema central -el obligado- en la conferencia mañanera de hoy lunes, con el presidente López Obrador.

¿Desafiará el mandatario el peritaje de extranjeros para salvar a su Canciller? ¿O acaso será que, en aras de defender a Claudia Sheinbaum, entregará en sacrificio a Ebrard?

Todo apunta a que, como lo advertimos en 2014, la Línea 12 será la tumba de Marcelo Ebrard. El peritaje que se dé a conocer en horas o días será la pesada lápida sobre el féretro.

Lo que es indudable es que los efectos de este descarrilamiento se dejarán sentir en todo el trayecto hacia el 2024.

 

Vía: Codigo Magenta

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06