MG, BYD Y CHERY, ABRIRÁN PLANTAS EN MÉXICO Y PUEBLA, NO ES OPCIÓN.

Por: Adán Morales

@adangio

COMPARTE:

Facebook
X
WhatsApp

Puebla es una contradicción, pues es la 2da entidad con más instituciones de educación superior -más de 300- sin embargo, ni el 2% de los egresados, habla por lo menos una lengua extranjera y mucho menos, adquiere habilidades que les permitan tener una integración óptima a las demandas de la industria más sofisticada.

Por @AlbertoPacheco_

 

 

Fuentes de muy alto nivel, revelaron a FINANCIAL TIMES, que los 3 gigantes chinos de vehículos eléctricos -BYD, MG y CHERY- tienen planes muy concretos de abrir plantas en México, siendo MG, la que incluso, ya tiene una cifra del monto de su inversión: entre 1.5 y 2 billones de dólares.

Además, estas mismas fuentes, revelaron que 2 gobiernos estatales, de manera muy sigilosa, ya enviaron directamente a China, delegaciones de expertos a presentar propuestas, pero sin dar a conocer de manera exacta, qué Entidades, se puede adelantar, que Puebla no fue una de ellas y los rumores, apuntan que serían Nuevo León y Coahuila o incluso Jalisco.

Lo anterior, es una noticia de suma importancia, no solo porque son empresas intensivas en investigación, innovación y desarrollo, sino por el impulso a las cadenas de valor regionales y los procesos de transferencia de conocimiento que impulsan tanto a las empresas locales, como al capital humano.

Lamentablemente, Puebla sigue rezagándose respecto de las entidades del Norte y Bajío, en la captación de inversiones que generan alto valor e incentivan la complejidad económica y, los factores saltan a la vista: baja aglomeración de conocimiento especializado, poca participación en sectores intensivos en 2I+D, inexistencia de estrategias activas de captación de inversiones, un sector PYME poco diversificado y concentrado en actividades de bajo valor añadido.

Puebla se ha quedado postrada en el romanticismo del pasado, adónde bastaba con tener ventajas geográficas o de ubicación y cierto nivel de infraestructuras, pues las actividades a desarrollarse, principalmente manufactureras, no demandaban como ahora, activos humanos, híper especializados.

Paradójicamente, Puebla es una contradicción, pues es la 2da entidad con más instituciones de educación superior -más de 300- sin embargo, ni el 2% de los egresados, habla por lo menos una lengua extranjera y mucho menos, adquiere habilidades que les permitan tener una integración óptima a las demandas de la industria más sofisticada.

Encima, Puebla no ha desarrollado ningún tipo de política industrial capaz de integrar a todos los actores del desarrollo hacia una misma visión, con una estrategia clara de qué sectores deben ser los referentes del impulso económico y bajo qué directrices.

No existe tampoco, un plan estratégico de impulso a las MIPYMES, y solo hay esbozos de intenciones mal estructuradas y populistas. En Puebla no se tiene idea de qué sabemos hacer, lo que queremos llegar a hacer y entender que la diferencia entre uno y otro es en lo que debemos trabajar para aprender hacer nuevas y mejores actividades productivas.

Puebla, está a la deriva, tratando de cachar lo que se pueda, esperanzado en que AUDI y VW, le hagan el milagrito, acompañado de una retórica anacrónica que apela a aspectos cada vez menos relevantes, es decir, si bien la localización y la infraestructura son básicos, ya no son determinantes, como sí lo son, el capital humano con cualificaciones sobresalientes, la calidad del sector MIPYME nativo, la diversificación productiva y ante todo, la aglomeración de conocimiento.

Por lo tanto, los estados del norte, son los que seguirán liderando la captación de las mejores inversiones, porque no podemos competirles, en lo absoluto; concentran el mayor número de mano de obra cualificada y con experiencia en sectores intensivos en innovación, no solo por la industria asentada en esa parte del país, sino porque también tienen los mejores salarios del sector, encima, mucho de su capital humano, ha tenido movilidad laboral entre EEUU y México, lo que les brinda ventajas competitivas.

Por otro lado, el nivel de vida es mucho mayor, algo importantísimo para la mano de obra extranjera que acompaña la instalación de dichas plantas productivas.

El nearshoring es la celebración de la que Puebla dice estar invitada, pero cuando se aparece en la entrada de la fiesta, su nombre no aparece en la lista.

Triste, no…tristísimo.

Nos vemos cuando nos leamos.

 

Alberto Pacheco

@AlbertoPacheco_