¿QUIÉNES SON MARCELO Y CÉSAR EN EL VIDEO DIFUNDIDO POR LORET DE MOLA?

Ver a Pío López Obrador recibiendo fajos de billetes merece más explicaciones que las dadas por AMLO. Patear la basura por debajo de la alfombra no ayudará a Morena ni a la 4T. ¿Reportaron ese dinero al INE?

Por Daniel Lizárraga

 

EMEEQUIS.– En el video de Pío López Obrador –hermano del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador– recibiendo sobres de dinero de manos de David León –exasesor del gobierno de Chiapas y hasta hace unos días director de Protección Civil del gobierno federal– hay un par de detalles que han pasado desapercibidos. Ambos mencionan a otras personas que, hasta el momento, no han asomado la cabeza en ese lío.

En el minuto 14 se escucha a Pío López Obrador decir lo siguiente: “(…) Yo tengo que ver a Marcelo, no sé si lo veo mañana o pasado mañana; pero ya con este tema lo veo mañana (…)”.  Poco después, en el minuto 15, David León expresa esto: “(…) César les entrega las cantidades que digas, es decir, vamos recapitulando un poquito para que yo lo tenga claro (…)”.

¿Quiénes son Marcelo y César en este video? Cualquiera que siga de cerca los movimientos o la conformación del movimiento social que llevó a López Obrador a ganar de manera aplastante la presidencia en 2018, podría poner algunos apellidos a ese par de nombres. Sin embargo, eso sería una conjetura.

Las conjeturas se prueban, no se publican. Por ello no me atrevería a barajar las identidades de esos personajes. No obstante, hay dos preguntas que cobran relevancia a la sazón de la polémica sobre ese video: ¿a qué Marcelo debía reportarse el dinero entregado por David León? ¿Quién es la persona de nombre César que estaba dispuesto a entregar el dinero que fuera necesario?

Las respuestas representan un reto para el periodismo de investigación. Pero también significan una responsabilidad sobre las espaldas de Pío López Obrador y de David León, así como para las autoridades federales.

MORENA, OBLIGADO A DAR CUENTAS

Unas horas después de difundirse el video por Latinus –espacio informativo encabezado por Carlos Loret de Mola–, el presidente López Obrador comentó que ese dinero correspondía a los donativos que sirvieron para mantener vivo el movimiento social que lo llevó al triunfo electoral del 2018.

Si esto resultara cierto, nadie mejor que Pío López Obrador y David León para aclarar quiénes son Marcelo y César. Una puntual explicación de esto fortalecería al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ante sus adversarios. Llenar los huecos que la noticia difundida por Latinus –que no una investigación periodística– es una oportunidad más que una desventaja.

Las redes sociales arden con este tema. Los seguidores de Morena han sentido que la difusión de este video es una agresión a sus convicciones, a los principios que buscan seguir. Desde luego, tienden a mirar con desprecio el video cuando durante los últimos años pusieron dinero de su bolsa, su tiempo en brigadas, automóviles, comida y ropa –entre muchas otras cosas– para llegar a la presidencia con un nuevo proyecto para México.

Ese resquemor resulta entendible pero tampoco se puede negar lo que muestra el video. Patear la basura por debajo de la alfombra no ayudará a su partido ni a la Cuarta Transformación. Ver esos sobres amarillos con dinero por debajo del hombro tampoco sirve para los propósitos de la renovación sistémica planteada por el presidente.

La gente de a pie que apoyó con todo lo que era posible al movimiento social encabezado por AMLO lo hicieron de buena voluntad. Pero ellos mismos, no pueden echar en saco roto que Morena se transformó en partido a partir del 9 de julio del 2014 ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

Bravo por quienes se entregaron para conseguirlo, pero, a partir de ese momento, Morena aceptaba las reglas del juego del sistema electoral. Les gustaran o no. El video de Pío López Obrador y David León fue grabado en mayo o junio del 2015, es decir, alrededor de un año después del registro oficial de Morena. Bajo esta perspectiva, los dirigentes de ese partido tenían la obligación de rendir cuentas ante el INE de los donativos recibidos.

Los militantes de Morena se han dejado sentir en las redes sociales manifestando lo que hicieron por el movimiento. Pero esas expresiones –a veces cargadas de soberbia– servirán de poco porque en 2015 Morena era un partido y, bajo esa perspectiva, estaba obligado a rendir cuentas de los donativos que recibió. Si los billetes dentro de los sobres amarillos que recibió Pío López Obrador están dentro de ley saldrán fortalecidos. Juzgarlos a priori es rabia; pero la autocrítica y la reflexión interna no deberían desdeñarla. Lo merecen quienes impulsaron ese movimiento desde abajo, por eso la pregunta: ¿quiénes son Marcelo y César?

@danliza

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06