Senado avala reforma para regular presencia de la DEA y FBI en México

Con 71 votos a favor, 21 en contra y 1 abstención, quedó aprobada la reforma a la Ley de Seguridad Nacional en el Senado sobre la actuación de agentes extranjeros en México, la cual fue propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El objetivo de AMLO es limitar y regular la presencia de agentes extranjeros de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y del Buró Federal de Investigaciones​ (FBI) en nuestro país.

Los cambios aprobados que impulsó el coordinador de Morena, Ricardo Monreal. La Cancillería ya no se colocaría jerárquicamente por encima de la Fiscalía General de la República (FGR) y otras autoridades que tratan con organismos como la DEA, el FBI y la CIA.

Los legisladores argumentaron que el Estado mexicano se enfrenta ante retos como la delincuencia organizada y el narcotráfico internacional, por lo que la Constitución faculta al Gobierno Federal para hacer frente a los riesgos y amenazas para el Estado, a través de las acciones coordinadas que llevan a cabo instituciones y autoridades encargadas de preservar la Seguridad Nacional.

La postura de Morena. La presidenta de la Comisión de Gobernación, Mónica Fernández, explicó que con la reforma se busca preservar la cooperación internacional para llevar a la justicia los delincuentes que cometen delitos de la más elevada peligrosidad contra la seguridad nacional de dos o más países e inhibir la comisión de los mismos, pero, al mismo tiempo, busca fortalecer el marco jurídico nacional mexicano en el que se ha venido sustentando esta cooperación, a fin de que su regulación se defina en una ley aprobada por el Congreso y no solamente de acuerdos de cooperación entre Instituciones.

“Entiéndase bien: los enemigos son las organizaciones de delincuentes transnacionales, no las naciones pacíficas que se ven amenazadas por ellos y que por eso cuentan con agentes en otros países para el intercambio de información sobre la base de la reciprocidad y el respeto a las leyes mexicanas”, abundó.

Pero la panista Guadalupe Munguía subrayó que se trata de un tema que merece analizarse con todo cuidado y no a través de una prisa irreflexiva. También criticó que se coloque la secretaría de relaciones exteriores como un agente supremo y lamentó que la cancillería tenga control de la información

Además, abundó, resulta cuestionable del que podamos establecerles (a los agentes extranjeros) obligaciones de manera unilateral a través de una ley nacional y no mediante un convenio o un tratado bilateral.

“Coincidimos, desde luego, en la necesidad de redefinir la relación con los agentes de Estados Unidos pero no puede hacerse mediante acciones de carácter unilateral, que son o parecen una mera confrontación reaccionaria. Por lo anterior el grupo de Acción Nacional va a votar en contra esta iniciativa” concluyó Murguía.

Así, las reformas plantean que la Secretaria de Relaciones Exteriores, previo acuerdo con las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, de la Defensa Nacional y de Marina, resolverá sobre la acreditación y la circunscripción territorial de los agentes extranjeros, definidos como los funcionarios de otro país que en sus países de origen ejercen funciones policiales, de inspección o de supervisión de las leyes y otras disposiciones de carácter reglamentario o aquéllas de carácter técnico especializado.

Así, los agentes extranjeros podrán ser autorizados para internarse temporalmente en territorio nacional para fines de intercambio de información, en el marco de los convenios y programas de cooperación bilateral suscritos por el Estado mexicano en materia de seguridad y que contribuyan a preservar la Seguridad Nacional.

Los agentes extranjeros tendrán prohibido realizar o inducir a terceras personas a realizar detenciones, a realizar acciones tendientes a la privación de la libertad, a allanar la propiedad privada o cualquiera otra conducta que resulte violatoria de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes nacionales aplicables.

La postura de la oposición. Las bancadas del PAN, MC Y PRD habían pedido más tiempo para analizar la iniciativa porque refiere a un tema de seguridad nacional. El panista Damián Zepeda señaló que el Senado no es una Oficialía de Partes de la Presidencia de la República.

¿Qué dijo? “Serenos, no se tiene que dar gusto al presidente, y el tema puede ser votado en un período extraordinario en enero. Pero votarlo sobre las rodillas es irresponsable”.

La respuesta de Morena. Su intención es sacarla esta misma semana, y lo podrían hacer porque solo requieren mayoría simple y con los votos de sus aliados les alcanza.

 

 

Vía: Politico.Mx

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06