• Moviendo Ideas
  • Slide
  • SÚPER NÓMINA: APARATO BUROCRÁTICO EN GOBIERNO DE AMLO CRECE SIN CONTROL

SÚPER NÓMINA: APARATO BUROCRÁTICO EN GOBIERNO DE AMLO CRECE SIN CONTROL

Los retoques a secretarías ya existentes, más la creación de organismos a modo, dan por resultado una cifra de 1 millón 628 mil trabajadores en el gobierno federal… sólo 6 mil menos que en el gobierno de Peña Nieto.

Por Rivelino Rueda

 

EMEEQUIS.– Sin la prometida descentralización del gobierno federal, con retoques a secretarías de Estado ya existentes y la creación de organismos a modo, el presidente Andrés Manuel López Obrador se aleja del ideal de adelgazar la nómina: su aparato burocrático tiene casi el mismo número de empleados que el de Enrique Peña Nieto. 

Más allá del discurso oficial respecto al adelgazamiento del gobierno federal, datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) de marzo de este año destacan que, al cierre de 2019, la Administración Pública Federal registró 312 instituciones públicas y 1 millón 606 mil 800 burócratas. 

Pero los datos del mismo gobierno de AMLO revelan otra cosa. En el portal del mismo gobierno de la República se informa que la Administración Pública Federal Descentralizada suma 299 entidades del gobierno y 20 dependencias, para hacer un total de 319 entes del Poder Ejecutivo, es decir, siete más de las que reporta el INEGI.

La organización de las dependencias federales.

Respecto a la plantilla laboral del gobierno federal, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística registra, en 2016, en la administración de Enrique Peña Nieto, un total de 1 millón 634 mil 629 servidores públicos en el ámbito federal.

Esto representa 27 mil 829 burócratas más que las registradas por ese organismo autónomo al cierre de 2019.

NÓMINA EN ENGORDA

Sin embargo, el INEGI no contabiliza a trabajadores del gobierno federal que engordaron la nómina en los últimos meses, con la creación y puesta en marcha de distintos organismos.

Son los casos del Banco del Bienestar, del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec o de la Coordinación de Becas para el Bienestar “Benito Juárez”, entre otros, pero tampoco de la nómina paralela que se paga a los llamados “Servidores de la Nación”.

Empleados de Bienestar toman registro en el proceso de vacunación Covid. Foto: Cuartoscuro.com.

La suma de todos los nuevos servidores públicos es de 21 mil 714, con lo que la cifra total de trabajadores en el gobierno federal es de 1 millón 628 mil 514, sólo 6 mil menos que en la pasada administración.

De hecho, en los “Resultados del Cuarto Censo Nacional de Gobierno Federal 2020”, el INEGI puntualizó que la cantidad de personal adscrito a las instituciones de la Administración Pública federal “aumentó en un 8.8% con respecto a lo reportado al cierre de 2018”.

“SERVIDORES DE LA NACIÓN”

El personal de las instituciones federales que no entró en la contabilización del INEGI fueron los “Servidores de la Nación”, que depende de la Secretaría de Bienestar, con 19 mil 587, de acuerdo con el portal Nómina Transparente de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

 Casi 20 mil “servidores de la nación”.

Además, los servidores públicos del Banco del Bienestar, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con mil 350 burócratas, así como la Coordinación de Becas para el Bienestar “Benito Juárez”, a cargo de la Secretaría de Educación Pública (SEP), con 472 empleados.

En esa lista también está la Entidad No Sectorizada denominada Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, con 81 servidores públicos; el Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V. dependiente de la Secretaría de Turismo, con 204 trabajadores, y el Organismo Coordinador de las Universidades para el Bienestar “Benito Juárez García”, dependiente de la SEP, con 20 empleados.

Lo anterior, sin contar que actualmente están en funcionamiento 500 sucursales del Banco del Bienestar, de las 2 mil 700 que se tienen planeadas, y lo que representará la contratación de más personal para la operación de esos centros financieros del gobierno federal.

Finalmente la asignación de Beatriz Gutiérrrez sí tendrá presupuesto. Foto: Cuartoscuro.com.

CASO BEATRIZ GUTIÉRREZ

El 20 de noviembre de 2018, a diez días de asumir la Presidencia, López Obrador anunció la creación del Consejo Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México, que dependería directamente de la Oficina del jefe del Ejecutivo federal.

La sorpresa fue cuando el tabasqueño presentó como presidenta del Consejo Asesor Honorario de la Coordinación a su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller. Eso sí, el tabasqueño aseguró que este organismo no entraría dentro del aparato burocrático y que no contaría con recursos públicos.

A tres años de ese anuncio, la Oficina de la Presidencia de la República solicitó a la Cámara de Diputados, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que en el Presupuesto de Egresos de la Federación se le asignen a ese Consejo recursos por 32 millones de pesos.

Presupuesto para la oficina de Beatriz Gutiérrez.

De acuerdo con el proyecto de egresos, de esos 32 millones de pesos el 97% estaría destinado a “servicios personales” y el restante a “servicios generales”.

Los integrantes del Consejo Honorario de la Memoria Histórica y Cultural de México son la escritora Elena Poniatowska; la historiadora del arte María Isabel Grañén Porrúa; el músico Horacio Franco; el pintor Carlos Pellicer López, y el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma.

Además, la divulgadora Cristina Barros Valero; el etnólogo Luis Humberto Barjau Martínez; la filósofa Margarita Valdés-Villarreal González-Salas, y la poeta Minerva Margarita Villarreal Rodríguez. 

REVIVE SECRETARÍA DE SEGURIDAD

López Obrador también resucitó a la desaparecida Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), antes Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en los gobiernos de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, y que luego fue incorporada a las tareas de la Secretaría de Gobernación en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Otra “manita de gato” en este sexenio fue la transformación de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) a la Secretaría del Bienestar, dependencia que acumuló un poder sin precedente con la creación de los delegados federales en las 32 entidades del país.

En esa tónica, a partir del 1 de enero de 2020 entró en operación el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), dependiente de la Secretaría de Salud federal, y que sustituyó al llamado Seguro Popular. En la actualidad, el nuevo organismo -de acuerdo con el portal Nómina Transparente- tiene una plantilla laboral de 17 mil 999 trabajadores.

El organismo que corrió la misma suerte fue el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), a cargo de la SHCP, pero que por un compromiso de campaña de AMLO pasó a llamarse Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (INDEP), y que actualmente tiene una nómina de 569 servidores públicos.

¿EN CONTRA DE LOS APARATOS BUROCRÁTICOS?

“No se resuelven las cosas sólo creando aparatos burocráticos, así era antes. Todo era crear aparatos y el presupuesto se consumía en eso. El gobierno estaba ensimismado, crecía y crecía y crecía el número de funcionarios bien pagados. Se creaban estas oficinas, directores, subdirectores, asesores, ayudantes, viáticos, edificios en renta, vehículos, choferes, viajes al extranjero”.

López Obrador declaró lo anterior en la conferencia mañanera del jueves 23 de septiembre en Palacio Nacional.

Pero también lamentó que en sexenios anteriores se creaban dependencias para todo: para mujeres, para adultos mayores, para la atención a personas con discapacidad, para derechos humanos, para la investigación científica.

En ese sentido, el informe del INEGI “Resultados del Cuarto Censo Nacional de Gobierno Federal 2020” arrojó que, de 2018 a 2019, la actual administración incrementó el número de burócratas en el área de energía en un 86%, al pasar de 137 mil 483 trabajadores en 2018 a 256 mil 330 en 2019.

Incremento de personal.

Le sigue el rubro de seguridad pública y seguridad ciudadana, que aumentó su personal en un 129%, al pasar de 42 mil 233 a 96 mil 622 en ese periodo, y en tercer sitio se ubica el área de gobierno y política interior, que se disparó a 186% de contratación de personal en un año, al pasar de 11 mil 125 a 32 mil 198.

En cambio, las dependencias que disminuyeron el número de burócratas en ese lapso fueron en el rubro de ciencia, tecnología e innovación, con un decremento del 44%, al pasar de 15 mil 972 en 2018 a 8 mil 923 en 2019, seguido del área “despacho del Ejecutivo”, con un decremento del 40%, al pasar de 1 mil 048 a 626.

Reducciones de personal.

 

SALUD, SEGURIDAD SOCIAL Y EDUCACIÓN CRECEN PLANTILLAS

Las instituciones públicas del ámbito federal que tienen el mayor número de servidores públicos en sus plantillas laborales son las que tienen que ver con los rubros de salud, seguridad social y educación, de acuerdo con el portal Nómina Transparente.

En el primer sitio se ubican las de las áreas de educación, con un total de 1 millón 981 mil 080 burócratas, de los cuales 1 millón 628 mil 913 corresponden a maestras y maestros en la Nómina del FONE en las 31 entidades federativas; 187 mil 975 a la Secretaría de Educación Pública y dependencias a su cargo, y 164 mil 232 a que laboran en la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México.

Para el rubro de salud son 682 mil 526 los servidores públicos que laboran en esa área de la Administración Pública Federal, de los cuales 495 mil 526 son trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y 98 mil 051 del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

 

@RivelinoRueda

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06