LA MUNICIPALIDAD.

 

En la democracia tan insipiente de nuestro México, el Municipio tiene tanta importancia que se considera como el primer orden de Gobierno, que permite tener el primer y, muy importante acercamiento con la ciudadanía y, quien proporciona los Servicios Primarios para el desarrollo de las Ciudades.

La Constitución Política de nuestro País, dedica muy puntualmente la regulación de sus actividades, perfectibles como toda sociedad en evolución en su Artículo 115; en ese sentido, cada vez se hace más importante la Regulación que contemple las necesidades del Municipio, pero a la vez, importantísimo el ejercicio correcto y, distributivo de los Recursos Asignados.

La Seguridad Pública, cada día es en el contexto de la Municipalidad, una acción de suma importancia para la tranquilidad Social, en el marco regulatorio de los Recursos Financieros que le son asignados, las sociedades son imperfectas como tal, pues en la diversidad de caracteres y, conductas de los Funcionarios que aplican la Representación de la Ley, son heterogéneos, ideas, valores, comportamiento de honorabilidad y, muchas otras que conducen a ejercicios de su valor y conducta dentro de la Corrupción.

Por lo antes expuesto, la necesidad de la intervención en muchas de las veces del Estado que los Regula, es necesaria, dado la discrecionalidad con la que en sus atribuciones generan gastos y, aplicación de los Recursos que llevan a una aparente forma de servirse y, no servir al Ciudadano al que se deben, dado que para ello fueron votados.

La Inseguridad vivida en las calles, ha motivado que el Estado mexicano, tenga diversos ensayos para mantener un orden en la Sociedad y primordialmente en los Municipios, pero no ha sido posible lograrlo, las calles siguen siendo tierra de nadie, los medios de Comunicación son los voceros de una Sociedad, que cada día exige a sus autoridades mayor presencia de sus Policías, pero con Estrategia y orden, pero la respuesta en muchas ocasiones es hasta señalar a los medios como irresponsables de lo que comunican, craso error.

La Constitución de 1917 en sus Artículos 21 y 73, establece la Coordinación del Estado mexicano, en sus tres niveles de Gobierno, para implementar Estrategias y acciones que determinen la Gobernabilidad a tan grave problema de Inseguridad; como la creación cuerpos policiales con un destino de eficiencia, honestidad y, que exhiban lealtad y que trabajen a favor de los Gobernados.

La desconfianza que prevalece en la Sociedad, no es motivo de una ocurrencia ni de producto de la imaginación, las diversas irregularidades que en los Municipios se presentan, son de diversas índoles, pero en su mayoría es producto de la Corrupción y, de las voracidades de los bolsillos de quien Gobierna.

El abordaje de la forma como se debe combatir la delincuencia, nadie tiene una formula exacta; pero si, de por lo menos establecer una conducta de honestidad y, conocimiento de estrategias acordes al servicio de sus gobernados, algo que perjudica esto, es la improvisación de funcionarios que solo ven un marco de riqueza en los presupuestos de Seguridad para mejora policial.

La propuesta Contractualista, menciona que el Estado es el protector de la vida de sus habitantes y, es el último fundamento racional de su seguridad colectiva, ninguna Administración Municipal debe de ignorar y obedecer este principio Filosófico; nadie, pero nadie, debe excluirse de llevarlo a cabo, en el sentido de enmascarar su obligación por la aplicación discrecional de los Recursos Financieros.

La Etimología Latina Securitas, es el termino clásico de Seguridad, que significa libre de amenazas o de preocupación, por lo que la Seguridad es el desarrollo humano de la población y, es un eje transversal en la política de los tres niveles de Gobierno; Federal, Estatal y Municipal en ello radica la Democracia que tanto exigen los quienes Gobiernan.

Las incidencias delictivas, determinan con precisión de que están hechos quienes Gobiernan, quienes defienden su elevado porcentaje, porque lo atribuyen a motivos de falta de presupuesto están mintiendo de facto, la concentración de la Delincuencia en un Territorio Gobernado, es por la falta de Prevención en las Estrategias y Conductas de los Cuerpos Policiales; quienes están, quieren seguir en un estado que no se mueva nada, es lo más cómodo y un pretexto para justificar la corrupción.

Un Gobierno de Proximidad, no solo es aquel que tiene un Policía cercano a la Gente, también es el que cada dependencia de los Municipios, entienda que la integración constructiva, conlleva a la Seguridad Integral de los Gobernados, enmarcados en lo descrito por la Constitución en sus Artículos 21, 73 y 115; para conocer los marcos Institucionales y que los actores Gubernamentales, son los concurrentes para mejorar la Seguridad de sus Habitantes.

La falta de experiencia en la conducción de cualquier Secretaria o Dirección de Seguridad, quieren aplicar en aras del beneficio de la Ciudadanía, el uso discriminado de la Fuerza contrario al Derecho que protege las Libertades de toda persona, lo que coloca a la Autoridad; en un marco de un Estado Dictatorial, sea cual fuere en sus tres niveles de Gobierno.

Con el fin de que la Ciudadanía, acepte que solo con el uso de la Fuerza Pública por encima de la Ley, común en los actos que realizan las Corporaciones Policiales, que a todas luces son anticonstitucionales, son la viva imagen de un Estado represor, que en sus tres representaciones determina un Estado Antidemocrático; con ello, perjudica la sana convivencia Social, pues todos sabemos que quienes tienen recursos económicos siempre son los beneficiarios de ello y, la población en general se les ve como delincuentes en potencia.

La improvisación, es una constante de cualquier Gobierno Municipal en temas de Seguridad, los protocolos que los hay en abundancia son ignorados constantemente; luego entonces, es obligación de quienes nos preocupamos por mejorar la vida Democrática de los que habitamos cualquier Municipio, tengamos en mente exigir lo antes descrito, “Al margen de la Ley, nada; por encima de la Ley, nadie”.

 

“El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo”. (Friedrich Nietzsche)

 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

 

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06