PUNTO DE QUIEBRE.

 

Estamos enfrentando todos los mexicanos, un grave y creciente sentido de la Inseguridad, los evidentes escenarios de violencia en Guanajuato, Tamaulipas, Sonora y puedo seguir nombrando los demás Estados de la República y, creo que ninguno se salva, dan cuenta de ello.

Sin denostar la grave situación de la Pandemia que vivimos, la Seguridad es un tema de igual interés que debe de ocupar a las Autoridades en sus tres niveles de Gobierno, el caso de Guanajuato, está siendo el Punto de Quiebre para nuestra Sociedad y para el Gobierno mismo.

El Presidente en sus conferencias mañaneras ha mencionado que Guanajuato está mal y, nadie puede discutirle eso, pero a la vez sus órganos de Seguridad que hacen. El Estado de Guanajuato es el infierno de nuestro País; pero cuál es la razón, es muy simple es la ruta más corta para el trasiego de la droga, desde los Puertos controlados por el Cártel de Jalisco Nueva Generación en el Pacifico, hasta la Frontera de Tamaulipas y el Cártel Santa Rosa de Lima, estorba ahí precisamente.

El día de hoy, como lo ha sido durante todos los días del presente año por decirlo de una forma reciente; en distintos puntos de Guanajuato, se reportan ejecuciones en Irapuato ejecutaron a cuatro personas, en Celaya, otras cuatro víctimas, se han empleado toda clase de armamento granadas, rifles de asalto, estrategias de ejecuciones en masa, incendios con fines de terror; con lo que, en los últimos 7 días llevan un número considerable de muertos casi un promedio de 13 personas diarias.

El reto del régimen Federal, es el alcanzar la adecuada coordinación de acciones, que permitan que en forma concertada, se delineen estrategias de mejora en la calidad del Servicio de Seguridad; pues el reconocimiento explícito, de las atribuciones gubernamentales se empiezan a diluir en lo político; el Presidente, habla de que todo debe enmarcarse en lo Constitucional; luego entonces, los artículos 21, 40,115 y 116, determinan este marco jurídico al que se deben ceñir y obedecer.

Los altibajos en materia de Seguridad, han partido en gran medida de los descuidos de los Gobiernos locales, para nadie es un secreto que sin la colusión del Gobierno local de Guanajuato tanto Estatal y Municipales, el crecimiento del Cártel de Santa Rosa de Lima no hubiera pasado y, que los aparatos de Inteligencia Nacional y Estatal han trabajado cada quien por su lado, sin pensar que de por medio está el Estado de Derecho del País.

Los homicidios dolosos, que son ejemplo de los enfrentamientos de los Cárteles en el Estado de Guanajuato, han hecho que de una manera urgente el aparato de la Seguridad Pública Federal y Estatal actúe y que nos demos cuenta que en lo Municipal, es letra muerta en ello, pero la Coordinación se hace con recelo y, guardando las distancias que ordenan los Políticos.

El bloqueo de cuentas, que la Unidad de Inteligencia Financiera ha realizado a los personajes del Crimen Organizado no lo es todo, hay que implementar también Estrategias conjuntas en las operaciones de campo, dado que si les debilitan sus recursos, buscaran de cualquier manera fortalecerse, en distintas formas de recolección de fondos.

Entrar en la defensa de Funcionarios Públicos locales, como es el caso del Fiscal de Guanajuato, resulta estéril y, distractor del verdadero problema que tienen, porque no se puede explicar la escalada de violencia sin la complicidad oficial, la masa social con la que cuentan los Cárteles es el abandono del Gobierno mediante Políticas Públicas, que atemperen la pobreza y marginación, no se puede entender de otra forma.

La esclavización de las drogas duras, son el factor con el que atrapan a la sociedad, luego entonces también y en gran medida es un problema de Salud Pública, donde así como se tienen ejércitos de halcones, punteros y no sé cuántas formas los llaman la Delincuencia, de la misma forma se debe de tener un ejército de servidores públicos, que en principio tengan la misión de sacar un diagnóstico de cuantos enfermos con adicciones tenemos y sobre todo sin maquillaje de números.

Ahí tenemos como sociedad, el gran reto de apoyar con la mente abierta y de confianza, hacia las Autoridades para que se logre una metodología de beneficio social en la Salud y en la Seguridad de todos.

El respaldo a las actividades licitas las apoyemos y condenemos y denunciemos las ilícitas, las Organizaciones Criminales; han permeado sus actividades financieras en las actividades legales establecidas, que sin la colaboración de la Sociedad tardará mucho tiempo; esos falsos empresarios que han dedicado un gran tiempo a maquillar disque una actividad lícita, en una actividad ilícita como es la Facturera, merecen castigos ejemplares pues dañan igual que el Crimen Organizado a nuestro País.

Los ramos de las empresas están soterradas en los campos de inmobiliarias, hoteles, restaurantes, pastelerías, farmacéuticas, centros de belleza, clínicas de cirugía estética, plazas comerciales, medios de comunicación, casas de cambio y puedo seguir con toda clase de actividad lícita que enmascara las operaciones ilícitas.

Lo anterior, no quiere decir que con unas simples recomendaciones vertidas por esté columnista, puedan generar que se evite el crecimiento que estamos viendo en la Inseguridad; pero si puedo afirmar, que entraríamos en ese Punto de Quiebre, que es necesario para cambiar hacia un Estado de Derecho más fortalecido y, de observar que el Poder Judicial, sea un garante de nuestra Constitución y, que sus miembros, no prostituyan mediante beneficios económicos lo que la Constitución les confiere y sus Leyes que de ella emanan.

 

“Yo necesito compañeros, pero compañeros vivos; no muertos y cadáveres que tenga que llevar a cuestas por donde vaya”. (Friedrich Nietzsche)

 

 

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

hectormanuelperezcuellar@gmail.com

Twitter.- @hector_mperez

Instagram.- Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook.- Héctor Manuel Pérez Cuéllar.

 

 

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06