“Una vendetta contra Moreno Valle, lo de Puebla”

“Una vendetta contra Moreno Valle, lo de Puebla”

“Que se investiguen y reparen las anomalías, pero lo que hay detrás es una satanización de la IP en el sector cultural”, dice el analista y gestor cultural.

El proyecto cultural de Rafael Moreno Valle era convertir a Puebla en una ciudad académica e internacionalizarla, y eso implicaba construir nuevos museos, para atraer conocimiento y turismo, dijo el analista.

 

La denuncia del secretario de Cultura de Puebla, Sergio Vergara Berdejo, acerca de anomalías, daños y saqueos en los museos de la entidad, es en realidad “una vendetta política contra el proyecto cultural del exgobernador Rafael Moreno Valle”, dijo a este diario el analista y gestor cultural Julio Castrejón Dorantes.

“Están tratando de desviar la atención de temas muy delicados en la entidad como la violencia y la inseguridad, qué curioso y qué vil, al mismo tiempo, que acusen a alguien que ya murió y que no puede defenderse”, dijo quien conoció de cerca algunos proyectos del fallecido mandatario poblano.

Castrejón Dorantes explicó que Rafael Moreno Valle tenía un proyecto cultural que consistía en convertir a Puebla en una ciudad académica, universitaria, y ello iba de la mano con la renovación de su infraestructura cultural y la construcción de nuevos recintos con tecnología de punta, por eso se construyeron los museos de la Evolución y el Museo Internacional del Barroco, por ejemplo, para enriquecer el conocimiento y ampliar la oferta cultural.

“La idea de Moreno Valle era actualizar y poner en valor el patrimonio cultural poblano, con una visión contemporánea que internacionalizara la ciudad, generara  turismo, empleo, y modernizara la oferta cultural de Puebla, que siempre ha sido muy importante pero estaba envejecida”.

“Después de 40 años, los recintos culturales necesitaban renovarse, actualizarse tecnológicamente, meter internet, modernizar las bodegas para las colecciones, digitalizar los catálogos, crear áreas educativas, etcétera”, señaló, claro que eso cuesta, pero es una obligación irrenunciable del Estado”, añadió.

“La única manera que tenía (Moreno Valle) de llevar adelante su proyecto era de la mano de la iniciativa privada. Creo que si hay anomalías se deben investigar y se deben deslindar responsabilidades”, señaló contundente.

Sin embargo, asegura que “lo que verdaderamente está detrás es una satanización de la participación de la iniciativa privada en el sector cultural”.

Lamentó que a falta de un proyecto cultural, actualmente el gobierno de Puebla quiera descalificar a Moreno Valle, quien “sí tenía un proyecto cultural, ahora no creo que lo tengan”, dijo.

Criticó la visión que hoy se tiene de la cultura, desconociendo que “genera movimiento económico y desarrollo humano”.  “Estamos ante la visión de un Estado frijolero; es decir, que piensa que es innecesario invertir en cultura y que lo importante es darle de comer a la gente. Creo que esa es una visión muy pobre, porque  ‘no solo de pan vive el hombre’ y porque el Estado debe tener una visión más integral, que abarque todos los aspectos de la vida humana, y que cumpla lo que mandata la Constitución en materia de derechos culturales”, subrayó.

“Insisto, es obligación del Estado, y si no la quieren asumir, tendrán que modificar la Constitución”.

“No habrá una transformación real si no hay un proyecto cultural real. La Revolución Mexicana no se habría consolidado sin Vasconcelos y los muralistas”, concluyó Castrejón.

francisco.deanda@eleconomista.mx

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06