CFE, dispendio por orden presidencial

La Comisión Federal de Electricidad tiene una deuda de 1.16 billones de pesos (51 mil 700 millones de dólares) paga diariamente 3.3 millones de dólares de intereses y registra pérdidas operativas diarias por más de 180 millones de pesos. Pero también la CFE ofrece a sus 91 mil trabajadores el mejor salario del mundo.

Por órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador, en la revisión de todo el contrato que se llevó a cabo este año y que se firmó en agosto, el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), recuperó el beneficio para jubilarse cinco años antes y jugosas prestaciones laborales que, de acuerdo a expertos, empeora la situación financiera de la Empresa Productiva del Estado.

“Los trabajadores petroleros y los trabajadores electricistas nos están ayudando muchísimo a rescatar a Pemex, a rescatar a la Comisión Federal de Electricidad y di la instrucción al director de la Comisión Federal de Electricidad (Manuel Bartlett) para que se regresara al sistema anterior de jubilación en la Comisión Federal de Electricidad”, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina del lunes 28 de septiembre.

Y se cumplió. El nuevo contrato redujo cinco años de servicio y 10 en la edad para jubilarse. Ahora, con 25 años de trabajo y 55 de edad, los hombres podrán solicitar su jubilación. Para las mujeres bajó de 30 años de servicio y 60 de edad, a 25 de servicio y sin plantear la edad.

Sólo que hay que recordar que en 2016, la Secretaría de Hacienda (SHCP) utilizó 161 mil 262 millones de pesos (valor histórico) de las contribuciones que pagan la población para reducir el pasivo laboral de la CFE. Después de llegar a un acuerdo con el SUTERM, en diciembre de ese año, el gobierno federal inyectó esos recursos para asumir una parte de las obligaciones de pago de pensiones y jubilaciones de los trabajadores que fueron contratados hasta el 18 de agosto de 2008.

Ese capital superó ligeramente los 8 mil millones de dólares (a la paridad de ese entonces), el sindicato aceptó incrementar la edad y el periodo laboral para la jubilación, con ello se impactaría menos las finanzas de la empresa productiva del Estado. Sin embargo, cuatro años después de la medida adoptada en el sexenio de Enrique Peña Nieto, se revirtió.

De nada sirvió que el lema de campaña de austeridad de López Obrador, incluso ni la promulgación de la Ley Federal de Austeridad Republicana, el 19 de noviembre de 2019. Tampoco sirvieron los cinco textos del mismo tema publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en lo que va del año; ni las 515 veces que aparece la palabra en la página web del Presidente de la República (presidente.gob.mx), si ahora la CFE tendrá que desembolsar más recursos de los que carece para el pago de pensiones.

Pero esta modificación no es lo único costoso en el contrato de la CFE. Los trabajadores sindicalizados tienen derecho a aportación de becas para sus hijos desde secundaria hasta la universidad; a recibir premios a su constancia y puntualidad; ropa y calzado; luz gratis; rembolso por cambio de residencia; fondo de habitación y servicios sociales; caja de ahorro; beneficio de servicio de bibliotecas; fomento al deporte; ayuda para el transporte y despensa, entre otras más.

El único cambio sustancial del contrato renovado este año y sujeto a revisión de manera integral en dos años más, es que en algunas cláusulas se desprende que se restó un poco de poder al sindicato de los contratos futuros que pacte la CFE.

El dato. Desde mayo, casi 72 mil 174 empleados sindicalizados de CFE podrá iniciar el proceso de jubilación y por la orden presidencial, al 100% del salario.

Contrato inviable

Para los expertos, las modificaciones al contrato de la CFE rompe con el mandato constitucional del Artículo 134 que dice que los recursos públicos se “administrarán con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez para satisfacer los objetivos a los que estén destinados”.

›Pero además, por separado, la directora de investigación en el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria(CIEP), Alejandra Macías Sánchez; el director de la consultora especializada en el sector energético GMEC, Gonzalo Monroy; y el autor de los libros “Pensiones en México: La próxima crisis” y “ Para entender el Sistema de Ahorro para el Retiro”, Pedro Vásquez Colmenares, coincidieron en que el nuevo contrato de la CFE es inviable financieramente.

Las palabras de los especialistas se corroboran con la situación financiera de la CFE. En 2019, reportó ingresos propios por 440 mil millones de pesos y gastos por casi 514 mil millones de pesos. Con eso, el resultado bruto (diferencia entre gastos y ventas) de la empresa productiva del Estado fue negativo (al igual que en 2018), ahora por 73 mil 581 millones de pesos.

Es decir, el resultado también podría ir en contra de una de las promesas del presidente: “No gastaremos más de lo que ingrese a la hacienda pública”, para el caso a las cajas registradoras de la compañía de energía.

Pero además, en 2019, el gobierno federal bajo la administración de López Obrador inyectó recursos vía transferencias a la CFE por 86 mil 465 millones de pesos. Esa cantidad estableció un nuevo récord histórico. Para tener una magnitud de esa cantidad de dinero, basta señalar que representó uno de cada cinco pesos que facturó, o lo que es lo mismo el 20% de sus ingresos propios.

En los primeros siete meses de 2020, la situación financiera sigue igual. Su pérdida bruta fue de 32 mil 789 millones de pesos, algo así como 182 millones de pesos diarios. Es importante destacar que esa pérdida bruta diaria equivale a lo que la misma CFE gasta en el programa de mantenimiento de las centrales hidroeléctricas: Infiernillo “Adolfo López Mateos” y La Villita para un periodo de tres años (2019-2023).

Además, con un pasivo total de 1.16 billones de pesos, entre enero y julio la empresa desembolsó poco más de 15 mil millones de pesos en el pago de intereses, según la información oficial de la Secretaría de Hacienda.

›El especialista en sistema de retiro o jubilación, Pedro Vázquez, que después de los acuerdos con las dos grandes empresas del Estado, Pemex y CFE, para que el gobierno federal quitara presión con parte de sus pasivos laborales y debido que el “gobierno aportó dinero de los contribuyentes,  ahora que la CFE echó para atrás ese acuerdo, la empresa debe regresar ese dinero de los contribuyentes. Ya gastamos, como sociedad, por una promesa de mejora en el equilibrio financiero de las pensiones”.

“Ese dinero lo debe la CFE y la CFE se los debe regresar a la sociedad porque en lugar de ayudar a la sociedad le van a causar un perjuicio. Las finanzas de la empresa se van a deteriorar y el déficit pensionario de las CFE se va ampliar”, agregó Vázquez.

El dato. En los primeros 20 meses de la administración de López Obrador, las participaciones federales pagadas acumulan 10 contracciones reales.

Prestaciones hasta por 700 mil pesos

El nuevo contrato firmado en agosto es retroactivo a mayo. Por lo cual, desde esa fecha, algunos de los 72 mil 174 empleados sindicalizados (al menos hasta 2019 y de cumplir los requisitos) podrá iniciar el proceso de jubilación y por la orden presidencial, al 100% del salario (de los últimos cuatro años laborados en la CFE).

Con el Contrato Colectivo de Trabajo 2018-2020, la jubilación en hombres iniciaba a los 30 años de servicio y 65 de edad. En mujeres iniciaba con los 30 años de servicio y 60 de edad.

El nuevo contrato disminuyó cinco años el periodo de servicios para  la jubilación y 10 años la edad del trabajador. Además, el salario tuvo un incremento de 3.4 % a los salarios tabulados de los trabajadores permanentes y temporales.

Para Gonzalo Monroy, el “salario de las empresas del Estado como Pemex o la CFE está por debajo del promedio de la industria en el mundo, pero en términos de seguridad laboral y prestaciones es prácticamente inigualable en el mundo”.

El estratega del sector energético, parafraseando al presidente sostuvo: “esas prestaciones no las tienen ni petroleras como Saudi Arabian Oil Company, la de los jeques saudíes”.

Esa petrolera, en el mercado asiático registró un valor de capitalización de 7.959 billones de riyals. Al tipo de cambio de hoy, equivale a 2.12 billones de dólares, cifra que duplica el PIB de México.

Además comentó que son “muchas prestaciones. Si te tienen que reubicar, te pagan todo”. En efecto, la cláusula 46, de separaciones, menciona que si un trabajador es desplazado por la tecnología, la CFE lo podría reubicar (no despedir) y compensar. Por ejemplo, un trabajador con 15 años laborando podría recibir hasta 945 días de compensación.

Esa compensación por reubicación, equivaldría a unos 702 mil 200 pesos, esto considerando el promedio salarial de 19 puestos laborales en la CFE, según la recopilación hecha por el portal especializado en empleo y reclutamiento, Glassdoor. El sueldo promedio fue de 22 mil 292 pesos, unos 743 pesos diarios.

›Ahora, el sindicato o la CFE promoverán la subrogación de servicios, y en los lugares donde existan deficiencias de los servicios, la empresa gestionará con IMSS nuevas clínicas para los trabajadores electricistas y sus familiares.

Otro ejemplo de los beneficios contractuales es que los trabajadores electricistas tienen derecho a los implantes cocleares. Información de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) señala que el costo aproximado de un implante en hospitales privados supera los 500 mil pesos por el aparato. A lo que se debe sumar el monto de los estudios, de los cirujanos, de hospitalización y rehabilitación.

La investigadora del CIEP, Alejandra Macías, señala que mientras “hay carencias de insumos en el sector salud para atender lo mínimo indispensable”, es inequitativo que ciertos trabajadores del Estado tengan pensiones privilegiadas y el resto de trabajadores del Estado como trabajadores privados no tengan estos privilegios”.

MÁS BARATO EN PUNTA CANA

  • En el nuevo contrato de trabajo 2020-2022, en la cláusula 25 de “capacitación, adiestramiento y desarrollo humano” señala que habrá 10 días de capacitación y que en el caso de que se ejecute fuera de la jornada laboral, la empresa pagará el 33% de su salario por día que asista.
  • Al revisar el monto de inversión que requiere dicha cláusula, resalta que no hay información de la CFE ya en la administración de López Obrador. Sin embargo, resalta que en 2018, la empresa productiva del Estado desembolsó 403.6 millones de pesos, es decir se gastó 1.1 millones de pesos al día.
  • De ese pago 63 de cada 100 pesos fue para gastos de viaje, viáticos, transporte y otros apoyos. Y del gasto total de ese año, habría significado un ahorro considerable si la capacitación se hubiera dado en las paradisíacas playas de Punta Cana, en República Dominicana, incluso pagando transporte aéreo y hotel todo incluido para 19 mil 323 personas.

Déficit por 57 mmp

Para Macías Sánchez los beneficios laborales se lograron por la fortaleza del sindicato; sin embargo, “esos acuerdos no tienen mucho futuro por la sostenibilidad financiera. Es algo que no tomaron en cuenta para llegar a este tipo de acuerdos”.

Para el presidente, recortar los años de servicio y la edad de jubilación “significa recursos y queremos fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad en lo económico (y), en lo financiero”. Para Monroy, los costos del nuevo esquema laboral, “los lleva a la inviabilidad financiera”.

›Por ejemplo, en 2019, la empresa estatal pagó 27 mil 700 millones de pesos de intereses por el servicio de su deuda; pagó 42 mil 575 millones de pesos de pensiones y su gasto corriente fue de alrededor de 513 mil 684 millones. En total, egresos por casi 584 mil millones de pesos.

En contraste, sus ingresos propios fueron por 440 mil millones y junto con las transferencias del gobierno sumaron alrededor de 526 mil 600 millones de pesos, con lo cual queda un déficit de casi 57 mil 400 millones de pesos.

En ese escenario, la investigadora del CIEP, indicó que el gobierno debe “contener el gasto que se está haciendo en pensiones”, ya que no hacerlo y “si el gasto (en pensiones) sigue aumentando los que van a pagar son nuestros hijos y nuestros nietos”.

Señaló que actualmente con la propuesta del paquete económico 2021, el gobierno federal “está pensando en gastar uno de cada cinco pesos del presupuesto en pensiones. Eso no es sostenible. Además si esto sigue creciendo, vamos a tener menores servicios de calidad o se tendrá que incurrir en deuda”.

Incluso, señaló que no hay que esperar para ver servicios de menor calidad ante la incapacidad financiera del gobierno, ya que actualmente “de por sí tenemos carencias en el sector salud para atender lo mínimo indispensable”.

La preocupación para Pedro Vázquez, socio director de Marpex Consultores, es porque “si ese sistema (CFE) fuera boyante. Si ese sistema (CFE) fuera solvente, si tuviera reservas financieras para pagar más a los trabajadores con su nuevo esquema laboral, aplaudo esa ayuda a los trabajadores. Sin embargo, no aplaudo porque no tienen fondeo y a todas luces esto va a costar mucho dinero a la CFE”.

mayo

Los premios por trabajar

Andrés Manuel López Obrador ha reiterado que los trabajadores en su gobierno no tendrán “cajas de ahorro para funcionarios de alto nivel”, porque “mantener esta caja (en toda la administración pública) significaba un presupuesto anual de seis mil millones de pesos”.

Para el caso del nuevo contrato se mantuvo en una aportación de 6.5% del trabajador y la Empresa Productiva del Estado deposita el 32.3% sobre los salarios y tiempo extraordinario. Además de ese fondo, está el “fondo de previsión” que recibe el 11% de salarios y tiempo extraordinario del trabajador.

Si bien, el contrato colectivo de trabajo es claro que sólo aplicará a los más de 72 mil empleados sindicalizados del total de más de 91 mil 300 personas que estaban registradas hasta el cierre del año pasado. Para que haya esa separación, deberá emitirse un reglamento secundario para el personal de confianza.

Por ejemplo, en tanto no se publique este reglamento, el abogado general de la CFE podría recibir 645 mil 850 pesos (10 días) por el cambio de residencia (en caso de haberlo); 155 mil pesos por “incentivo a la constancia y puntualidad catorcenal” (24 días en un año) y más de 51 mil 600 pesos por “incentivo a la constancia y puntualidad anual” (5 a 10 días). Sus 109 mil 794 pesos por su prima vacacional que sería de 17 días en caso de tener dos años laborando o bien de hasta 322 mil 925 pesos por 50 días de prima vacacional.

A diferencia del Presidente, que sólo se ha comprado un traje con un “buen sastre” de Ecatepec, la gran mayoría de los trabajadores de la CFE recibirán hasta cinco juegos de ropa y cuatro pares de calzado al año.

Al igual que a los más de 91 mil 300 trabajadores, recibirán su servicio gratis de energía eléctrica, por un consumo máximo de 350 kilovatios (alrededor de 660 pesos), con lo cual la CFE tiene que hacer un registro contable por más de 60.4 millones de pesos. Esto por la prestación a los trabajadores.

Además, al año tiene que desembolsar otros nueve mil 500 millones de pesos para el “fondo de habitación y servicios sociales de los trabajadores electricistas” (Cláusula 68 del contrato). Otros 2.1 millones de pesos por concepto de bibliotecas, que a raíz de 290 pesos por sindicalizado se entrega al SUTERM.

También la empresa destina otros 9.8 millones de pesos mensuales (117.2 millones anuales) en 15 mil becas que están disponibles para los hijos de trabajadores y/o jubilados para estudios de nivel secundaria y medio superior y superior. Para estudiantes de secundaria 608 pesos (7 UMAs); estudios medio superior y superior (8 UMA´s) 695 pesos al mes.

Para fomento al deporte (cláusula 71) aportará 25.5 millones de pesos. Además, hará un préstamo de 15 millones de pesos, el cual el SUTERM entregará a final de año.

Además, el contrato laboral también considera ayuda para el transporte y para despensa. Considerando el ejemplo del abogado general de la CFE, él recibirá más de dos mil pesos por transporte y la misma cantidad para despensa.

De aguinaldo, el abogado general recibirá a final de año, 406 mil 885 pesos (63 días). En las cláusula 61, de riesgo de trabajo, señala que si un accidente un trabajador muere inmediatamente, sus familiares recibirán cinco mil días de salario. Si la muerte es posterior al accidente, recibirá los cinco mil días de salario de indemnización y aparte 30 días más por año laborado.

 

25.5 millones de pesos aportará la CFE para fomento al deporte, además de un préstamo de 15 millones de pesos.

 

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06