Línea 12: se advirtió desde 2014

El futuro de Marcelo Ebrard y Mario Delgado es incierto. Hace siete años fueron eximidos de responsabilidades por las irregularidades detectadas en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México. Esto, pese a que más de 33 funcionarios fueron inhabilitados

POR REDACCIÓN MAGENTA

Hace ocho años, el periódico Reporte Índigo publicó los primeros indicios de irregularidades en la Línea 12 de la Ciudad de México. Meses después, 33 funcionarios responsables fueron inhabilitados; 15 de ellos fueron enjuiciados penalmente.

No obstante, el deslinde de responsabilidades no llegó al más alto nivel. No alcanzó a Marcelo Ebrard, jefe de gobierno de la Ciudad de México; ni a Mario Delgado, ex secretario de Finanzas de esa administración.

A continuación se reproduce el editorial de Ramón Alberto Garza de septiembre de 2014, donde se advierte de las consecuencias políticas y jurídicas para quienes hoy despachan como protagonistas de la 4T:

 

Muy bien, pero más arriba

Por Ramón Alberto Garza

Por fin vemos la luz al final de la impunidad. Y se anuncia que 33 funcionarios públicos serán inhabilitados y 15 de ellos enjuiciados penalmente por su dudosa participación en la fallida Línea 12 del Metro de la Ciudad de México.

Con la inhabilitación por 10 años y la denuncia penal ante la Procuraduría, Enrique Horcasitas Manjarrez, el director responsable de la cuestionada obra, tendrá que hablar.

Con él, también tendrán que hablar los 32 funcionarios más que, de una u otra forma, se convirtieron en cómplices y copartícipes de una monumental negligencia con tintes criminales.

Y decimos negligencia con tintes criminales, porque ya está más que claro que la obra no estaba lista para su acelerada apertura con tintes políticos.

Pero aun que las condiciones de seguridad dejaban mucho qué desear y que existía un serio peligro que por una mala construcción y peor elección de los rodamientos metálicos y los ruíneles que no correspondían, se diera un descarrilamiento con trágicas consecuencias en vidas humanas.

Desde que en julio de 2013 Reporte Índigo documentó las primeras revelaciones sobre la mala calidad en la construcción de la llamada Línea de Oro, los documentos aparecieron en cascada.

Con absoluta facilidad, se pudo confirmar todo, desde las advertencias de que las ruedas de metal no correspondían a los rieles instalados, hasta el sobreprecio de los vagones que cotizaron en más de 500 millones de dólares y acabaron contratándolos en cerca de mil 500 millones de dólares. Módico 300 por ciento más.

Por eso, cuando ayer se dieron a conocer los resultados de las primeras investigaciones, no podría hacerse más que reconocer que las autoridades del gobierno del DF van en la ruta correcta.

Un paso gigante para comenzar a luchar contra una impunidad que tiene ya tres sexenios de no poner sobre la mesa a un pez grande.

Y ese sería el caso de la Línea 12. Que el asunto mano para en una burocracia de funcionarios que aceleraron una obra, y mal construyeron un nuevo tramo del Metro capitalino.

El caso que ya va en dirección correcta debe llegar hasta los más encumbrados empresarios y funcionarios, cuyas firmas aparecen en algunos de los más cuestionados contratos o licitaciones, y que siempre ganaron los favoritos.

Por ejemplo, hasta dónde van las responsabilidades del llamado Consorcio Constructor de la Línea 12 y que incluye las empresas Carso, Alstom e ICA.

Pero, sobre todo, apuntando hacia arriba, cuál es el nivel de complicidad o de auditoría intelectual y material de Mario Delgado y de su jefe Marcelo Ebrard. Vamos, pues, en la dirección correcta. Solo hace falta apuntar un poquito más arriba.

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06