Ala diestra. 53 mil muertos y contando.

Ala diestra.

53 mil muertos y contando.

 

La cifra de muertos no baja sino por el contrario. Es cierto que se ha frenado un poco pero, muy poco.

Los 53 mil fallecidos hasta el inicio de semana, 10 de agosto, es alarmante. Máxime si tomamos en cuenta que esta cifra debemos multiplicarla por 3 según el trabalenguas del Sub Secretario de Salud Federal. Se insiste en que se ha “domado” la pandemia, en que se “ha aplanado” la curva y en que “ya pasó lo peor” pero la realidad por la que transitamos y caminamos nos indica otra cosa.

Casos y casos de familiares y amigos contagiados, los hospitales rebasados y esto no se ve para cuando pueda empezar a bajar de manera considerable y real.

Esto se ha convertido ya en un galimatías y no solo por los dichos-desdichos del gobierno, sino porque no hubo (nunca lo hubo) un plan estratégico y adecuado para tratar de blindar la economía, apoyar a los micro y pequeños negocios, cerrar fronteras, lanzar un plan estratégico fiscal que ayudara a las empresas, etcétera. Pareciera que el plan fue apostar a la buena de Dios con el extra de observar al Presidente neceando con no usar gel desinfectante o cubrebocas.

Por si fuera poco, la economía no resistió más y se tuvo que re abrir el comercio, restaurantes y centros comerciales migraron de un día para otro de semáforo rojo a naranja Cierto, re abrieron con restricciones pero es una muestra clara de que era necesario volver con contagios alto y diarios sumándose La respuesta parece obvia ante la pregunta si hemos “domado” la panemia y, sin embargo, ante una fallida estrategia y sin un plan emergente no quedó de otra: reactivemos la economía y otra vez, que sea de Dios.

Imaginemos casi el estadio Azteca repleto de cadáveres, la imagen de sí ya es de terror, ahora imaginemos lo que será pasar de un semáforo a otro sin tener nada bajo control, el panorama no luce positivo.

Son 53 mil fallecidos; gente cercana, padres de amigos, de familiares y conocidos que no sobrevivieron a esta trágica peste. Lo peor, es que no sabemos qué ganan los gobiernos al decir que ya vamos saliendo. Y, por si fuera poco, la indolente defensa a la estrategia (inexistente): 53 mil muertos no es ni el 1% de la población de México, es decir, la indolencia e indiferencia total.

La 4T. tiene que plantear una mejor estrategia porque con las cifras que llevamos y su necedad en maquillarlas, llegaremos a septiembre con más fallecidos y con una economía colapsada que tiene la necesidad de seguir circulando.

Hasta hoy, 53 mil muertos y contando.

Mi cuenta en tuiter: @TavoCorvera

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06