Cómplices de Huerta bloquean su juicio político

 

Sólo el hombre íntegro es capaz de confesar sus faltas y de reconocer sus errores.

Benjamín Franklin (1706-1790) Estadista y científico estadounidense.

La costumbre de Morena y sus secuaces… perdón, ciegos militantes… perdón, sus cómplices políticos… perdón, la estructura y disciplina partidista… bueno, como quieran considerarla, es cubrir todo rasgo de delito que pudieran haber cometido los morenistas de rancio abolengo o los travestistas políticos que se suman a sus filas.

El partido no se mancha, como ocurrió durante los terroríficos años de las dictaduras del politburó soviético.

Por ello, quieren convertir en virtud cotidiana la violación de mujeres o niños, los abusos de autoridad, la corrupción de los que “roban menos”, así como el despilfarro de nuestros paupérrimos recursos.

Así, quieren hacer pasar de noche y en fin de semana, las tropelías del diputado Benjamín Saúl Huerta Corona, secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, quien es una ficha delincuencial.

Además de, presuntamente, cometer actos de pederastia contra dos niños, uno en la Ciudad de México y otro en Puebla, cuando menos, es un corrupto que pide, a través de uno de asesores, “moches” a empresarios para pasar leyes o ajustarlas a sus caprichos.

En el noticiero que encabezamos todos los días en MVS Noticias, mi compañera Anabella Pezet presentó un audio en donde su asesor Francisco Ruiz Díaz pide moches de un millón de pesos para pasar leyes y no afectar a determinadas empresas. En total eran 3 millones de pesos, para “repartir”, les dijo el joven, pero experimentado pedidor de moches.

Hacen leyes con dedicatoria para que lleguen a ellos y les ofrezcan quitar lo que las pueda dañar mediante el “moche”. Claro, este precio puede modificarse, pero siempre hacia arriba.

Al conocerse todas sus tropelías, el legislador tomó la decisión de renunciar a la candidatura para reelegirse como diputado por el distrito 11 de Puebla. Dijo que para ponerse a disposición de las autoridades ministeriales. Lo que hasta el momento no ha ocurrido.

El presidente López Obrador debería pedir a su empleado en San Lázaro, Ignacio Mier, que inicie proceso de desafuero para que enfrente la ley como cualquier mexicano. Pero Mier sabe que esto tiene implicaciones electorales. Que cuando menos tengan un poco de pudor estos morenistas.

La Fiscalía sigue con las averiguaciones, pero no están caminando con la celeridad que se ameritan las cosas, ya que están cuidando que esto no se usado con fines electorales en estas campañas.

Independientemente de ello, le dan tiempo, que ningún mexicano de a pie o común y corriente, tiene para desarrollar su defensa en un país donde la presunción de inocencia se da a los potentados que militan en Morena.

 

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”

mvsnoticias.com

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

Comentarios

Contacto

Información y Ventas
ADAN J.MORALES M.
Tel. 22 11 65 73 06