PUEBLA, DONDE LO ÚNICO QUE PASA ES…NADA.

EL FESTIVAL DE LAS IDEAS, la realidad es que no genera absolutamente nada más allá de la Aldea, encima, es un evento que compromete recursos públicos y ni siquiera es de acceso libre, salvo las cortesías que el Estado reparte entre cuates y unos cuantos ciudadanos.

@AlbertoPacheco_

 

 

Hace mucho que se acabó el mito de que Puebla es “importantísima”, pues ni como Entidad ni como ciudad (Puebla Capital), tienen más relevancia, que la que el número de habitantes les da en cuanto a recursos y rentabilidad electoral.

Es decir, Puebla importa, más como coto de poder, que como lo que le aporta en valor agregado a México.

Y es que, por más que se presuman logros (pedaceros) y cifras maquilladas, como el monto de inversión extranjera directa o la llegada de grandes empresas, que son en realidad, los eslabones menos relevantes de las cadenas de valor, Puebla no es más que un estado “farol”.

veamos

Se acaba de anunciar con bombo y platillo que “Indorama Ventures”, invertirá 600 millones de pesos en el Estado, y aunque es positiva la inversión, Indorama no es más que una proveedora de textiles para la fabricación de bolsas de aire y cuyos salarios, de acuerdo a INDEED, oscilan entre los 6 y 11 mil pesos mensuales.

Y pese a ser proveedora de TESLA, hay que aclarar, que NO es TESLA, y ni remotamente, genera lo que TESLA ya está generando en NL, porque nuestro talento, no va a encontrar en esta empresa, ni condiciones laborales ni mucho menos, el crecimiento que sí genera una empresa como TESLA.

En cuanto a la industria turística, Puebla, ya no acoge ningún evento que atraiga la mirada nacional ni mucho menos internacional, que genere derramas económicas superlativas, porque si bien, tampoco se exige que vengan espectáculos como el de Taylor Swift, la realidad es que nuestros recintos de convenciones y espectáculos, prácticamente solo se usan para eventos como la EXPO BONETERIA.

Luis Miguel viene en diciembre y será el más grande evento de los últimos años, de ese nivel las cosas, porque, aunque algunos puristas dirán que tenemos EL FESTIVAL DE LAS IDEAS, la realidad es que no genera absolutamente nada más allá de la Aldea, encima, es un evento que compromete recursos públicos y ni siquiera es de acceso libre, salvo las cortesías que el Estado reparte entre cuates y unos cuantos ciudadanos.

Puebla no genera ALTO VALOR en nada; nos hemos vuelto una entidad con un ecosistema de negocios sumamente mediocre que, en consecuencia, ha necrosado el poder adquisitivo de los trabajadores, porque si no generamos ni atraemos innovación y talento a nuestras actividades económicas, los salarios caen y eso es lo que ha originado un éxodo masivo del talento local y ni qué decir, de la informalidad y precariedad laboral.

Se presume a diestra y siniestra en medios amigos, cifras y resultados que solo existen en su muy limitado entendimiento del desarrollo económico, como el que celebra, de la reducción de la pobreza, diciendo que la POBREZA EXTREMA se redujo, pero que en términos reales, fue todo lo contrario, en Puebla, hay más de 260 mil poblanos MÁS, que cayeron en esta terrible situación y ni qué decir del porcentaje de población económicamente activa que se encuentra en la informalidad, con casi el 66%.

Además, de acuerdo con CONEVAL, Puebla es la 3ra entidad adónde más personas sufren inseguridad alimentaria severa, con casi 450 mil personas bajo esta infame circunstancia.

¿Cómo se atreven a decir que Puebla es el asiento de los negocios?, ¿cómo se atreven a presumir de un desarrollo que solo existe en sus cabecitas? ¿cómo se atreven a decir que Puebla avanza?, si el cáncer que se carcome nuestra competitividad, ha hecho una metástasis sin precedentes.

O acaso, tener a prácticamente 7 de cada 10 trabajadores sin seguridad social, prestaciones ni crecimiento laboral ¿es un síntoma de desarrollo?

O quizá, tener los salarios más bajos del país para los jóvenes ¿es otra consecuencia de la inmensa llegada de capitales que generan “buenos empleos”?

Algo no cuadra definitivamente, pero pese a que los datos y la REALIDAD, no hacen match, se siguen de manera más que hábil, vendiendo espejitos.

Porque en Puebla, la mediocridad paga y paga muy bien.

Nos vemos, cuando la empresa que le vende panqueques a la NASA se instale en Puebla y se presuma, como si Puebla se fuera a convertir en el próximo, Cabo Cañaveral.

Besos.

 

Alberto Pacheco
@AlbertoPacheco_
Comentarios

Comparte